DOS DERECHOS LEGÍTIMOS

|

La huelga general convocada para hoy se ajusta a la ley, por lo tanto, nadie puede impedir que quien quiera secundar el paro, lo haga; pero esa misma ley ampara también a aquel que decida trabajar. El respeto a ambos derechos es la base para que la jornada transcurra con normalidad, aunque experiencias anteriores invitan a pensar que será muy difícil que así ocurra, porque los denominados piquetes informativos son en determinados casos piquetes coactivos, que no toleran que se desobedezcan sus órdenes. Incluso sus miembros  tienen con frecuencia pocas dudas para recurrir a la violencia para imponer su criterio, una actitud inadmisible; tanto como la de cualquier empresario que amenace a sus empleados con tomar represalias si no acuden a su puesto de trabajo. Es imprescindible, pues, que impere la cordura y que cada uno ejerza el derecho constitucional que desee.

DOS DERECHOS LEGÍTIMOS