GERUNDIO: RESUMIENDO

|

Mientras Márquez (que no escribe un pijo, pero pilota como dios), empleó un año para ser campeón del mundo de moto GP; el otro Márquez (el escritor, que no pilotó motos, que se sepa), empleó diez años en escribir Cien Años de Soledad. Y encima, ganó el Premio Nobel. El tío se ahorró noventa años en escribir Cien Años de Soledad. ¡Joder, eso sí que es resumir un potosí! Pues bien: mientras unos escriben más que dios, pero dicen muy poco, aquí hay que escribir muy poco y decir, cuanto más, mejor.
Y aunque hoy no sea el caso, aprovecho para fardar, estableciendo un símil comparativo con Gabriel María García Márquez, y decir que podría escribir aquí “Diez Segundos en Compañía”, en solo dos.
Y me iba a quedar más ancho que Falete. Sin embargo, éste no es el propósito de estos escritos, sino llamar hijo de la gran puta a algunos, sin que se note. Y para ello, se lo garantizo, hay que afinar y resumir un huevo.

 

GERUNDIO: RESUMIENDO