La alcaldesa de Mos se apunta a la moda del banco electoral

|

FEIJÓO se lanzó a las corredoiras –ahora les llaman estradas– en la campaña de las autonómicas carretando un banco azul, al que ya bautizó como “Faladoiro” –diseño enxebre, sin llave allen ni instrucciones de montaje en sueco–, para charlar con los gallegos sobre el país que quieren. Las conversaciones fueron muy productivas, pues ganó las elecciones con mayoría absoluta. Del asiento nunca más se supo, pero después de ese triunfo merecía como mínimo figurar entre los fondos del museo do Pobo Galego. La alcaldesa de Mos, Nidia Arévalo, también pepera, ha elaborado su propia versión de esos vis a vis y recorrerá todas las parroquias del municipio con su banco, cuyo respaldo ha sido rotulado con la palabra “Falamos?”. Si sale reelegida, tendrá que pagar derechos de autor al presidente. FOTO: arévalo y feijóo caminan ¿hacia un banco? | aec

La alcaldesa de Mos se apunta a la moda del banco electoral