LA RENOVACIÓN DEL PASEO MARÍTIMO

|

Dos kilómetros serán un espacio suficiente para conjugar tres versiones diferentes del Paseo Marítimo, puesto que se combinarán un tramo sin balaustrada (entre el Millennium y las Esclavas), otro con una barandilla metálica (entre las Esclavas y el Playa Club) y un tercero, también sin balaustre, en el que el borde del Paseo tendrá forma de graderío (entre el Playa Club y la Coraza). El objetivo de la reforma no es otro que suprimir los obstáculos visuales para quienes quieran contemplar el mar; oponerse a esta reforma no parece que tenga mucho sentido siempre y cuando el cambio de diseño no suponga la reducción de la seguridad de los peatones. Además, las obras brindan la oportunidad perfecta para alargar el carril bici, que por esas extrañas casualidades moría en el Paseo Marítimo pese a que es una de las mejores zonas de A Coruña para los ciclistas.

 

LA RENOVACIÓN DEL PASEO MARÍTIMO