Banski-Jobs

|

Estos días aparecieron en Calais (Francia) unos grafitis de Bansky, dentro de un campamento de refugiados. Entre ellos un retrato de Steve Jobs, fundador de Apple, portando una bolsa de basura sobre el hombro y un ordenador en la mano. El título “El hijo de un emigrante Sirio”. Efectivamente Jobs era hijo de una pareja de estudiantes Sirios en América, que lo entregaron en adopción a un matrimonio armenio. El graffitti apareció en la Jungla, así se llama este campamento, poco hay que añadir a la expresividad del dibujo y del nombre del lugar. “Nadie se merece vivir así” dice Bansky destacando el origen humilde del fundador de Apple. Mientras, qué haremos no permitir ningún futuro, “¿Usted lo dejaría entrar?” ¿No somos todos hijos de alguna emigración por los motivos que fuere? ¿Qué sería de América sin la emigración? Ahora hay gobiernos pensando en quitarles a los refugiados sus pertenencias más valiosas, ¿pretenden que paguen la estancia?

Banski-Jobs