UN HIMNO O ALGO ASÍ

|

España quizás solo tenga un tema importante, primario, que se antepone a otros: ¿Por qué nos da tanto reparo la palabra España? ¿Qué es lo que contiene que todos la pronunciamos con la boca pequeña? Unos se identifican excesivamente con ella queriendo hacer su patio privado, su santo y seña, y otros se empeñan constantemente en rechazarla. En todo caso, siempre denota un problema. España como problema, España invertebrada, a punto siempre de desarticularse. España en constante redefinición. Es como si solo el ombligo se adueñase de todo el cuerpo humano; como si todas las partes del cuerpo humano debatiesen cuál es la más importante. España se define por ausencia, se debate por ausencia, se echa de menos y por eso está siempre en cuestión. Un síntoma de esto es que nadie sabe que hacer cuando estamos juntos, celebrando algo. Todos nos miramos como si no supiéramos qué tenemos en común. Y es eso lo que hace falta algo común, algo que compartir y no la ausencia. España es un himno que se murmura, a lo mejor hay que pensar en cambiarlo.

UN HIMNO O ALGO ASÍ