¿CÓMO ESTÁN USTEDES?

|

La pregunta  iniciaba los programas de aquellos inefables payasos de la tele y tenía un claro recorrido pues se dirigía a un grupo de niños felices que habían cambiado la clase y los deberes por el asueto y las risas. Había, claro, otros niños que no tenían nada por lo que alegrarse.
Ahora convierten la pregunta en afirmación y nos la venden desde el Gobierno y sus terminales mediáticas para jurarnos que España va bien y nosotros también.
La verdad es que confunden, aposta, el país con el paisanaje. España con los españoles, pues se miran en un  espejo que les devuelve una imagen irreal.
Las estadísticas sí ofrecen la fotografía real de un país donde las desigualdades son cada vez mayores y el triunfo, ventajista, lo consiguen unos pocos.
Y es que de los casi seis millones de parados, la mitad no recibe ayuda alguna de las instituciones públicas.
Y es que ya hay en España más de tres millones de familias con todos sus miembros en paro.
Y es que uno de cada tres jóvenes –entre los 30 y 34 años– aún vive con sus padres, y es Galicia la segunda comunidad española con menos emancipados en esa franja de edad.
Y es que la emigración de jóvenes, y cada vez más preparados, aumentó un 22% en el último año y la mitad de los menores de 30 años de este país, según datos de Galicia en el primer trimestre de 2013, ocupan un trabajo inferior a su formación y el salario de la juventud se vio reducido un 2,6% en este último año y está entre los más bajos de todo el Estado.
Añadan ustedes que se han hecho brutales recortes en sanidad y educación; que se incumple la ley de ayuda a los dependientes y que la reforma laboral ha supuesto menos dinero a mas trabajo y tienen ya la respuesta a esa pregunta que abría el comentario: ¿Cómo están ustedes?
Ellos mejor que nunca y nosotros cuesta abajo. Y cuando hablan, los amanuenses del Gobierno del milagro de la emigración están confirmando lo que todos sabemos: somos, ya los chinos de Europa y nuestro “todo a cien” se debe al empobrecimiento de las clases populares y, por el contrario, al atesoramiento de bienes del grupo dominante. En almoneda las mejores empresas, multiplicando sus ingresos  los altos ejecutivos y volando bajo, a Suiza, otra pastizarra. Así estamos.

¿CÓMO ESTÁN USTEDES?