A POR LOS BACHES

|

En pocos días, si no surgen imprevistos, será una empresa la que se ocupe de reparar los incontables baches que existen en la ciudad y de mantener además en perfectas condiciones las calles, plazas y mobiliario urbano de Ferrol. Un trabajo que, en una primera impresión, parece arduo teniendo en cuenta el estado de la ciudad y de la zona rural, que se incluye también en el contrato. Pero la empresa no tendrá total autonomía a la hora de ejecutar estas actuaciones, ya que serán los técnicos municipales los que determinen los plazos en que debe realizarse cada intervención, con penalización incluida en el caso de que se incumplan. Falta por ver si esta información se hará pública, ya que los vecinos tienen derecho a saber cuándo y en qué plazo se repararán las deficiencias en sus barrios, aunque solo sea por lo que llevan soportado.

A POR LOS BACHES