El lío

|

A apenas nueve meses para que se celebren las próximas elecciones municipales, la situación de la izquierda en la ciudad de Ferrol  es comparable al camarote de los hermanos Marx. Y créanme que no he elegido este apellido a propósito. Mientras se acentúa la división de un exhausto Partido Socialista, gracias a la magnífica estrategia  de la Ejecutiva de Beatriz Sestayo, la nueva Marea Ártabra ya se ha quedado sin fuerza antes de que la luna la dirija con fuerza a la orilla de Rey Varela. Pero examinemos la cuestión con detenimiento porque hasta el politicólogo más informado tiene graves problemas de comprensión. Por una parte y por lo que respecta al PSOE ferrolano, parece claro que la sra. Sestayo se está convirtiendo en el principal activo político del Partido Popular. Gracias a sus decisiones, entre ellas la apertura de un desafortunado expediente disciplinario a la portavoz municipal, y sobre todo a la publicidad de todo el proceso, está liquidando y sobre todo desorientando al posible votante socialista.
El último capítulo, muy grave, ha sido la presentación de alegaciones al Plan de Ferrol Vello al margen del propio grupo socialista municipal, tal y como ha denunciado el concejal Ramón Veloso. Se produjo la paradoja de que los concejales socialistas recibieran de manos de un Alcalde Popular el escrito de alegaciones a un Plan Urbanístico que el propio grupo municipal, en el ejercicio de su autonomía, había votado favorablemente en un pleno anterior. Sin palabras. Respecto a la recientemente presentada y autodenominada “Marea Ártabra”, tengo que confesarles que no entiendo nada. Creía que sí; pero no. La última rueda de prensa de los responsables ferrolanos de Anova diciendo que no se incluirán en una coalición que incluya a AGE me ha dejado totalmente noqueado. Tenía entendido que AGE es una coalición entre EU y la propia Anova. Luego Anova Ferrol no quiere ir en coalición con Anova Galicia que a su vez  proviene del BNG; fuerza que a su vez no quiere entrar en la marea. Y mientras tanto “Podemos” a la espera. Lo único cierto es que todas estas microformaciones lo único que están demostrando es que son incapaces de ponerse de acuerdo entre ellas para absolutamente nada. Sólo les une su rechazo al PP. ¿Ven cómo es necesaria una reforma electoral?

 

El lío