Todo un imán del mal fario

|

CUANDO las casualidades –todas con resultados nefastos– se empiezan a repetir con demasiada frecuencia, hay que pensar que el azar no es el único factor que influye en esos acontecimientos. Allí donde mete la mano el concejal Alberto Lema sucede algo no deseado: la fractura entre los vendedores de las plazas de abastos, la imparable pérdida de pasajeros de Alvedro, la imposibilidad de que los barrios celebren sus fiestas... Y ahora el caos, el más absoluto de los caos, en el que está sumida Vueling, la única aerolínea a la que Lema mantuvo el acuerdo de colaboración. No será culpa suya, pero...

Todo un imán del mal fario