DÉFICIT SOCIAL…

|

 Nos dicen los periódicos que 400.000 gallegos vivenn por debajo del umbral de la pobreza desde 2010.

El precio de las guarderías subirá un 19% el próximo curso y, una vez preparadas para la ocasión, se privatizarán, por orden de Feijoo para ser más eficientes. Abro paréntesis (¿sería más eficaz un gobierno privado?) y sigo con las malas noticias; colegios profesionales y sindicatos médicos alertan de nuevos recortes en la sanidad.

Todo esto aquí, en el reino de Galicia, donde ya pasó mucho tiempo para echarle la culpa a Touriño, Zapatero o Felipe González…

Aquí donde –desde Alfonso X el Sabio– siempre mandó la derecha (Franco, Aznar, Fraga, Feijóo, Albor) salvo paréntesis muy concretos (tripartito y bipartito), por lo que por mucho ruido que hagan las gaitas el personal no está para bromas ni “farrapos de gaitas”

Déficit social en sectores sensibles como la educación, la sanidad. Recortes en inversiones sociales y en los llamados gastos “corrientes” que marcan el día a día de los ciudadanos. Sube el precio del bus (eso si se contiene el de los coches de alta gama) y bajan los sueldos, congelando las pensiones y a los funcionarios…

Y ahora mientras la política “marianista” condena por tierra mar y aire el déficit económico (déficit, caca nene, que viene el coco) y anuncia penas a quienes se pasen –el otro día, sábado, estuvo el Presidente rodeado de “deficitarios” como Fabra, Rita Barberá, etc., y no acabó nadie en el trullo– el personal en la calle habla de otro déficit que padece directamente y que nadie parece dispuesto a castigar: el déficit social que nos sitúa a la cola de Europa…

Lo decía el otro día un tertuliano en la radio ¿cuántos jubilados ingleses, daneses, alemanes, tiene su retiro de oro en España y cuantos compatriotas nuestros pueden pasar largas temporadas en otros países de la comunidad europea o vivir allí, jubilados, tan ricamente como hacen otros…?

Claro que para rebajar el déficit social hay que gastar dinero en escuelas, médicos, guarderías, comedores para indigentes, centros de la tercera edad… lo que, sumado, o de forma individual según cada caso, significa una vida digna… es el resultado del Estado de bienestar. Ese que, según Mariano, tendremos si podemos…

Y ellos, tome nota ciudadano, ellos no pueden, ¿no quieren?, no saben. Están a lo suyo. A complacer a Merkel y Sarko…

¿Cuánto tiempo resistiremos…?

DÉFICIT SOCIAL…