La ridícula precampaña de Ada Colau

|

Ada Colau, el último capricho de la burguesía catalana, es un ser poliédrico con tantas caras que es imposible descubrirlas todas: activista antidesahucios, alcaldesa, mecenas de okupas, separatista, paracaidista electoral, emisora de moneda, rebautizadora de calles, impulsora del Ejército de Catalunya, sectaria con las víctimas del terrorismo, promotora inmobiliaria de mezquitas, chanchullera con los alquileres, enemiga de los cruceros, perdedora de cuestiones de confianza, ferviente practicante del postureo, enemiga acérrima de la selección española de fútbol, chivata de las operaciones de la Guardia Urbana contra los manteros, martillo de las floristerías... y ahora también oportunista electoral. La regidora de Barcelona ha lanzado ya la precampaña de las municipales y aprovechó la inauguración de un centro Lgtbi para promocionarse como “la primera alcaldesa bisexual y además de origen humilde”... Sin duda dos condiciones que ayudan a gobernar de maravilla una ciudad.

La ridícula precampaña de Ada Colau