Mariló se supera

|

Mariló Montero se supera a sí misma. Lo último, un simulacro de quitarse unos guantes infectados de ébola ante toda la audiencia y en directo. No sé qué pretendía demostrar, si lo fácil que era la operación, o lo ridícula y patética que puede llegar a ser una presentadora en directo. Consiguió más lo segundo que lo primero, porque después de seguir unas instrucciones escritas y en el último momento el guante quedó prendido entre sus dedos y se dedicó a agitarlo frenéticamente hasta desprenderse de él. De haber sido un episodio real, habría infectado a todos los presentes en el plató. Ciertamente no comprendo cómo el mal gusto y el atrevimiento sin límites de esta conductora televisiva le lleva a semejantes representaciones, pero está claro que tiene una tendencia natural a meter la pata y a tocar asuntos de los que no sabe nada de nada y, lo que es peor, de los que ni siquiera se informa mínimamente. ¡Y eso en la televisión pública!   

 

Mariló se supera