Hablemos del cambio

|

tentos a los datos: en la Antártida la temperatura subió hasta los 18,3 grados. En este perro mundo, incluido el trozo donde vivimos, el pasado año fue el más cálido y más numerosos los incendios. 
Se trata del cambio climático, el que negaron Rajoy y su primo el científico y los jerarcas “peperos” de la comunidad madrileño. En legítima defensa los ciudadanos no creyeron en ellos y a Rajoy lo echaron. 
Ya saben, eso dice la canción, que pagar la deuda para todos es un deber. Aunque la deuda sea heredada y por una jugada de “trilero” que firmó el señor Montoro, ministro de Mariano Rajoy. Así pues tiene que pagar el gobierno a las autonomías y, en el caso que nos “toca”, hacer frente a las deudas en inversiones pendientes, como la reforma de Alfonso Molina. 
A la Xunta hay que exigirle que pague su deuda a la Orquesta Sinfónica, mejore la sanidad pública. Y ya puestos pedir “la devolución” de la A-9 beneficiada por las prórrogas generosas que firmó el gobierno de Mariano Rajoy. 
La subida de la temperatura se nota hasta en el Parlamento según se entra a la derecha y que luego se cuelan hasta los medios de información. ¿Un ejemplo? La cantinela de apellidar al ejecutivo como gobierno ilegal y de delincuentes, cuando es el PP el que llena los tribunales y las cárceles –ya perdimos la cuenta al sumar los expresidentes de la comunidad madrileña y lista aún no está cerrada–.
 Otro de los mantras que repiten con frecuencia las tres derechas que padecemos, es el usar como insulto la llegada de los comunistas al ejecutivo olvidando que en buena parte la recuperación de la democracia se debe al PCE que luchó contra la dictadura hasta el minuto final y más, como recordamos estos días en el aniversario de los asesinatos de Atocha.
Y si está claro el cambio climático, también lo necesita el país. Lo saben nuestros agricultores y ganaderos y los pequeños empresarios; los jubilados y los jóvenes. Y lo necesitan con urgencia los menos favorecidos. 
Las grandes víctimas de la política de recortes, pues “loa políticos han fallado a los más débiles” según el relator de la ONU después de recorrer España y asegura que “España es el cuarto país más rico de Europa y padece uno de los mayores niveles de pobreza. Hace falta un cambio y pronto. Y eso es lo que se le pide al Gobierno.

Hablemos del cambio