Villoslada se cae del guindo que plantó Caballero

|

JUAN Díaz Villoslada, el hombre elegido para ser el rey de la franquicia enxebre del PSOE, puede haberse quedado sin corona ya antes de cubrirse la cabeza con ella. La alianza entre Xocas Fernández Leiceaga y el sobrinísimo Gonzalo Caballero lo ha colocado en una situación muy complicada, porque incluso admitiendo que sea verdad que muchos de los avales que presentó el voceiro parlamentario se los había prestado el candidato vigués, al antiguo gerente de la Universidad de A Coruña le queda poco donde rascar. De ahí quizá venga la perrencha que se ha cogido por el pacto entre sus dos rivales y que ha calificado de acuerdo oscuro y contra natura. Afirmación que, por otro lado, no aporta ninguna novedad, pues estando por el medio Caballero, doctor en maniobras oscuras, pocas cosas se harán con claridad. 

Villoslada se cae del guindo que plantó Caballero