Reganosa gestionará la primera terminal de GNL de la isla de Cerdeña

El puerto de Oristano donde se construye la terminal de Higas se localiza en el oeste de la isla
|

Reganosa se encargará de la gestión y el mantenimiento integral de la primera terminal de importación, almacenamiento y distribución de gas natural licuado –GNL– de la isla italiana de Cerdeña que la empresa Higas construye en el puerto de Oristano con la perspectiva de tenerla operativa a lo largo del primer semestre de este año. Con este contrato, la compañía con sede en Mugardos se convierte además en la primera del mundo que gestiona hasta tres plantas propiedad de terceros, un hito que llega cuando apenas han transcurrido seis años desde que comenzó su expansión internacional.


Las instalaciones de Oristano disponen de un muelle capaz de recibir barcos de hasta 20.000 metros cúbicos, un brazo de descarga, seis tanques criogénicos horizontales de almacenamiento –de 1.500 metros cúbicos cada uno–, dos bahías de carga de cisternas y un sistema integrado de generación eléctrica con gas natural. La capacidad de abastecimiento del complejo es de 8.000 camiones de GNL al año –unas 180.000 toneladas–, para su posterior distribución a estaciones satélite más pequeñas en toda la isla, informa Reganosa.


La isla carece a día de hoy de un sistema de acceso al gas natural y apenas un pequeño número de clientes industriales recibe cisternas de GNL que llegan a la isla a través de ferrys. Ahora, con esta infraestructura, la empresa propietaria, Higas, permitirá el acceso a un combustible que emite hasta un 30% menos de dióxido de carbono y un 99% menos de óxidos de azufre y nitrógeno en comparación con el fueloil pesado, el diésel o el carbón.


Servicios en 15 países

La adjudicación de este contrato consolida la expansión internacional de Reganosa, que desde 2015, con la constitución de su filial de Servicios, ha trabajado en hasta quince países –Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Alemania, España, Francia, Malta, Ghana, Mozambique, India, Japón, Kuwait, Pakistán e Italia– con proyectos que abarcan todas las fases de desarrollo de un proyecto de GNL, desde los estudios de viabilidad hasta la operación comercial que asumirá, por ejemplo, en Cerdeña. Cabe recordar que también en breve Reganosa iniciará la operación y el mantenimiento de una nueva planta en el África subsahariana.


La expansión internacional de la compañía mugardesa la ha llevado en estos años a triplicar su plantilla y, además, ha pasado a ser un referente mundial en la operación y el mantenimiento de infraestructuras propiedad de terceros. En ese sentido, la firma gestiona o va a gestionar tres tipos de terminales de GNL, las que están totalmente a flote, como en Tema –Ghana–, las de tierra –Mugardos y Cerdeña– y las mixtas, como la maltesa de Delimara, con capacidades de almacenamiento que van desde los 9.000 hasta los 300.000 metros cúbicos. Con la de Cerdeña, Reganosa también se estrena en el segmento de soluciones de pequeña escala.

Reganosa gestionará la primera terminal de GNL de la isla de Cerdeña