Fornos: “Hay que salir con mentalidad ganadora y ganas”

Fornos protege el balón del acoso de Beauveu en el partido ante el Deportivo disputado en Riazor | Patricia G. Fraga
|

Que el Racing y el Deportivo se vean las caras es siempre una ocasión especial pero, más allá del factor sentimental, la contienda que el sábado se disputará en A Malata es de vital trascendencia para el futuro de ambos, especialmente de un Racing al que le urge sumar para alcanzar las plazas que le permitirán seguir luchando por el ascenso y, de paso, impedir que un adversario directo se le escape.


“La clasificación está ahí y cada vez quedan menos jornadas”, advierte Quique Fornos, “así que hay que ganar para puntuar y, sobre todo, para que un rival directo no sume. Eso sería importante para acercarnos a los puestos de arriba”, resume el futbolista pontés para quien el hecho de que el choque se dispute en el coliseo departamental ha de ser un valor añadido, “se tiene que empezar a notar que es nuestra casa”. En este sentido, Fornos reconoce que “el equipo que quiere estar arriba tiene que hacerse fuerte en casa”, y el sábado se presenta la primera oportunidad para ello.


Quique Fornos es uno de los jugadores racinguistas con pasado en la cantera del Deportivo, un futbolista que conoce a la perfección la casa blanquiazul y para el que, “después de diez temporadas, que te marcan”, el duelo es especial. “Te sientes agradecido, pero también con ganas de demostrarles que estás ahí, que quieres ser futbolista y que da igual que sea en un sitio u otro, que lo que quieres es crecer y ayudar al club en el que estas en cada momento”.


Rendimiento

El potencial del Deportivo es innegable, sin embargo, el rendimiento de la entidad herculina dista de ser el esperado en una categoría que, advierte Fornos, “el que la conoce sabe que ningún partido es fácil, ni en casa ni fuera. La Segunda B es muy competitiva”, insiste Fornos apuntando esta circunstancia como uno de los motivos que ha impedido a los blanquiazules manejarse con más solvencia: “Tras el descenso, crearon una plantilla con muchos jugadores que llevaban años sin pisar la Segunda B o, incluso, alguno ni la había conocido en ningún momento. Y se están dando cuenta de que es una categoría en la que hay mucho nivel tanto de jugadores como de equipos e intereses... en la que todo el mundo quiere sumarse a esa liga profesional y es muy difícil, porque somos más de cien equipos para cuatro plazas”.


Completada la primera semana de trabajo desde la llegada de Cristóbal Parralo al banquillo del Racing, Quique Fornos reconoce que la incorporación de un nuevo técnico, “siempre cambia la mentalidad del equipo y eso nos tiene que hacer más fuertes”, pero, al final, “los que estamos en el campo somos nosotros y los que tenemos que hacer todo lo posible para que se queden los tres puntos también”.


Precisamente, Fornos coincidió con el técnico cordobés en el Fabril y si algo tiene claro es que se trata de un entrenador con una idea de juego muy clara, “que lo ha llevado a la liga profesional y que nos va hacer crecer como club y a los jugadores. Tenemos que aclimatarnos e intentar absorber todos los conocimientos que nos transmite para llevarlos a la práctica”. Pero, sobre todo, insiste en que el Racing ha de jugar “con ganas y una mentalidad ganadora”.


En su caso, la llegada del nuevo preparador ha aumentado la competencia en su parcela del campo, al recuperar la defensa de cuatro integrantes, con cada vez más candidatos después de que Yeferson Quintana haya cumplido sus cinco partidos de sanción. “El Racing es un club con altas expectativas y tiene jugadores de mucho nivel. La competencia te hace crecer como futbolista y cuando mejor rindamos cada uno, más va a rendir el compañero y el equipo”.

Fornos: “Hay que salir con mentalidad ganadora y ganas”