Diego Rivas: “Este era mi momento para volver”

Rivas, en su etapa en Nueva Zelanda | Auckland City FC
|

Doce temporada después de su salida, Diego Rivas regresa al Racing para jugar esta temporada en el club ferrolano. El portero naronés, de 31 años, selló ayer su vinculación un día después de desligarse del Lleida Esportiu, club de Segunda B del que formó parte la pasada temporada. Y, aunque como reconoce, “bajar de categoría no es una decisión fácil”, el cancerbero reconoce que “el proyecto deportivo que se plantea me da la esperanza y la seguridad de que es serio”.
Pero lo emocional tuvo mucho que ver su decisión. Diego Rivas admite que “cuando uno se va de su casa tiene la idea de volver... y mi momento de volver era este”. Para ello recuerda el complicado momento por el que está atravesando al Racing, así que considera su fichaje –en principio por una temporada, aunque al final de la presente podría ampliarse en caso de que se den una serie de circunstancias– como “un reto importante. Intentaré ayudar a que el club ferrolano llegue a las categorías en las que merece encontrarse”. 
A partir de hoy se ejecitará con su amigo Álex López, que trabaja con la plantilla racinguista mientras no encuentra destino para esta temporada... o podría acabar quedándose si no lo halla. “Demasiada suerte sería eso”, cree. A pesar de que el portero cree que “todos los racinguistas queremos que un jugador de la talla de Álex esté en el Racing, es un jugador de primerísimo nivel que tiene otras cosas encima de la mesa. A día de hoy es complicado que se queda, pero siempre tendrá las puertas abiertas si él quiere quedarse en casa, porque aquí lo trataremos mejor que en ningún sitio”.

Mediocentro
La incorporación de Diego Rivas no fue la única realizada ayer. El centrocampista Carlos García, que la temporada pasada jugó en el Jumilla, lo hará las dos siguientes en el cuadro verde. Él, sevillano de 24 años que llegó a debutar en Primera con el Betis, tiene experiencia en Segunda B, además de en el Jumilla, en el Logroñés, el Atlético Sanluqueño, el Pobla de Mafumet y el filial bético. Con anterioridad había jugado en Segunda en el Nàstic.
El club ferrolano sigue, de esta manera, dando forma a la plantilla con la que va a jugar en el grupo 1 de Tercera. l

Diego Rivas: “Este era mi momento para volver”