El puesto fronterizo marítimo del puerto de Ferrol ya cuenta con una nueva sede policial

La subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo, durante el acto
|

La subdelegada del Gobierno en la provincia de A Coruña, Pilar López-Rioboo, presidió ayer el acto oficial de puesta en funcionamiento de la nueva sede policial del puesto fronterizo marítimo de Ferrol.

En el acto, al que también acudieron el presidente de la Autoridad Portuaria, José Manuel Vilariño, el comisario principal y jefe regional de Operaciones, José Luis Balseiro, el responsable de la comisaría de Ferrol-Narón, Jorge Manuel Rubal y el capitán marítimo de Ferorl, Jorge Cao, la representante del ejecutivo agradeció a la entidad gestora del puerto su colaboración con las fuerzas de seguridad, pues durante años les había cedido unas instalaciones para su uso como oficinas.


El acceso fronterizo de Ferrol es de gran importancia estratégica para Galicia, pues supone el único punto de entrada a la zona Schengen del norte de la Comunidad. Así, su rango de actuación va desde el puerto de Pontedeume hasta la villa de Ribadeo, controlando la entrada de ciudadanos y embarcaciones de países no pertenecientes a la Unión Europea o a este espacio –dado que hay países como Noruega o Islandia que forman parte de este acuerdo pero no de la Unión Europea, o casos como el de Irlanda o Reino Unido que sí pertenecen a la UE pero no a Schengen–.

Entre las principales labores desarrolladas en este puesto fronterizo destaca el control de embarcaciones, pasajeros y tripulantes provenientes de terceros Estados; el visado y sellado de pasaportes; en control físico de embarcaciones de recreo que llegan al puerto de naciones no pertenecientes a la Unión Europea y presencia en los embarques y desembarques de cabotaje.

Tal y como se detalló a lo largo del acto, el número de visados expedidos en este puesto durante los últimos tres años aumentó un 33%, alcanzando más de 1.000 es este período entre aquellos de tránsito terrestre y los de tipo C.

En cuanto a los cruceros, el puerto de la ciudad naval recibió en el último año más de 35.000 personas –20.000 tripulantes y 15.000 viajeros– a bordo de 14 cruceros, una cifra que se pretende superar en 2019.

El puesto fronterizo marítimo del puerto de Ferrol ya cuenta con una nueva sede policial