La Marina argelina abre la puerta a una futura colaboración con Navantia

Diario de Ferrol-2015-09-22-011-f0bc1ba5_1
|

Navantia hizo entrega ayer a la Marina Argelina del buque anfibio BDSL 472 “Kalaat Beni Hammad”, tras las obras de reparación, modernización y extensión de vida del navío, que fueron acometidas en los últimos meses en la sección de Reparaciones de la Ría de Ferrol. Esta es la segunda unidad de similares características que pasa por las gradas del astillero en las que, con anterioridad, también se acometieron los trabajos de remodelación del “Kalaat Beni Rached”.
La ceremonia, que estuvo presidido por el representante de las Fuerzas Navales Argelinas, contó con la presencia de numerosas autoridades militares y civiles, entre las que se encontraban, entre otros, el alcalde local, Jorge Suárez; el Jefe de División Industrial de Navantia, Esteban Vilasánchez; los directores de las escuelas Antonio de Escaño, Capitán de Navío Manuel Romasanta Pavón; y Esengra, Capitán de Navio Fernando Poole Quintana; o el Almirante Jefe del Arsenal de Ferrol, el Vicealmirante Francisco Javier Romero Caramelo. Durante la ceremonia, el director de Reparaciones Ría de Ferrol, Miguel Rodríguez Lorenzo, y el Presidente de la CER –Commission de Essais et de Recette– rubricaron el acta de entrega del barco.

Satisfacción
El Coronel Abdelaziz Challal tuvo palabras de gratitud hacia Navantia, destacando las habilidades de su personal técnico y directivo y, sobre todo, ensalzando la calidad de la reparación y modernización que se realizó en los buques, así como el escrupuloso cumplimiento de los plazos acordados. 
Ambas partes significaron la importancia de este programa de modernización para fortalecer la relación entre la Marina argelina y Navantia, catalogándolo como una oportunidad significativa para que el astillero participe en futuros proyectos navales del país norteafricano. De hecho, el Coronel Challal  abrió la puerta a esa colaboración, asegurando que la confianza, comprensión y respeto mutuo que acompañaron la ejecución de estas obras refuerzan la situación de Navantia en los planes de futuro de las Fuerzas Navales de su país.
En la misma línea se posicionó el director de la sección de Reparaciones Ría de Ferrol, Miguel  Rodríguez Lorenzo, insistiendo en que confía en que este sea, más que el inicio, la continuación, de la cooperación entre ambos países. 
A petición de los representantes argelinos y por deseo de las tripulaciones de ambos navíos, se guardó un minuto de silencio en memoria de Julián Rico, asignado por Navantia como jefe de buque –responsable de las reparaciones y “enlace” entre el astillero y la delegación argelina– cuando la primera de las unidades llegó en noviembre de 2012, puesto que desempeñó hasta su repentino fallecimiento en el verano de 2014.
El acto se completó con la entrega de la bandera de combate al mando del “Kalaat Beni Hammad”, tras lo cual algunas de las autoridades civiles y militares procedieron a firmar en el libro de oro del buque y disfrutaron de un ágape –con bebidas sin alcohol en deferencia a la delegación argelina–.

La Marina argelina abre la puerta a una futura colaboración con Navantia