Industria reactivará el Reindus sin concretar el futuro del Plan Ferrol

Las condiciones para solicitar las ayudas las hacen inviables para la mayoría de las empresas de la comarca | jorge meis
|

El futuro del Plan Ferrol continúa en un limbo de incertidumbre pese al cambio de gobierno central. El pasado jueves, la ministra de Industria, Reyes Maroto, expuso su intención de resucitar el Programa de Incentivos a la Inversión Industrial (Reindus), paralizado por una sentencia judicial, además de reafirmar su compromiso de incrementar el peso del sector hasta el 20% del Producto Interior Bruto nacional. Sin embargo, ni ella ni su entorno hicieron alusión alguna a las modificaciones prometidas por la anterior Administración sobre las bases del Plan Ferrol.
Desde la Confederación de Empresarios de Ferrolterra, Eume y Ortegal (Cofer), muy críticos con las condiciones establecidas en el año 2013 por el gobierno de Mariano Rajoy, han visto como una buena noticia dicha reanudación, aunque no por ello han dejado de señalar que en el fondo se trata de una iniciativa a nivel estatal y que la comarca necesita de un apoyo mucho más específico. Cristóbal Dobarro, presidente de la entidad, señaló que para encontrar una solución lo principal es la colaboración entre todos los agentes implicados. “Nosotros lo que pedimos es que haya una apuesta decidida porque se reactive la zona con una serie de medidas concretas para configurar una especie de programa, de proyecto, llámese Plan Ferrol o como sea, en el que las diferentes administraciones y agentes públicos y privados nos pongamos de acuerdo sobre una serie de medidas que se deben adoptar”, destaca.
Respecto a las ayudas, Dobarro destacó la gran importancia de que cuando se establezcan “se hagan también de acuerdo con los criterios que desde la Confederación venimos reivindicando desde hace años. Que los fondos sean aprovechados al máximo y que tengan unas condiciones lo más competitivas posibles, porque como hemos reiterado a la administración en diversas ocasiones, tienen que ser atractivas para las empresas, ya que desde hace algunos años estaban quedando prácticamente desiertas”. Y es que, como afirma el empresario, desde el establecimiento de estos nuevos criterios –que determinan, por ejemplo, la necesidad de un aval del 10% o unos intereses del 4,925%–, tan solo cuatro proyectos han sido aprobados, consiguiendo que “al final, realmente resulte más rentable acudir a financiación privada que a los préstamos del Reindus”.
Por el momento se desconoce si la nueva administración cumplirá las promesas de la anterior, si las mejorará o si dejará que la situación siga como estaba, concediendo ayudas inasumibles en una ciudad ahogada. l

Industria reactivará el Reindus sin concretar el futuro del Plan Ferrol