La costa atlántica estará mañana en alerta roja por olas de hasta 9 metros

GRAF8287. RIBADEO (LUGO), 30/01/2019.- Grandes olas rompen en la costa de Lugo en pueblo de Rinlo, cerca de Ribadeo (Lugo). La llegada de una "amplia y profunda" borrasca atlántica provocará los próximos días un nuevo temporal
|

La costa atlántica gallega estará el próximo viernes en alerta roja por olas de más de ocho metros y en alerta naranja por fuertes vientos durante buena parte de la primera jornada del mes de febrero, según la información de avisos que está disponible en la página web de Meteogalicia.


La llegada de una serie de borrascas atlánticas provocará que el oleaje en algún punto de la costas gallegas pueda alcanzar hasta 9 metros de altura, advirtió, por su parte, el Ministerio de Fomento. En una boya del cabo Silleiro, se podrían superar los 9 metros de altura significante en el mediodía de mañana, una magnitud de “oleaje intenso”, aunque sin superar el récord histórico de 12,1 metros de altura registrados en ese punto en enero de 2014.

Concretamente, la alerta roja por olas se activará mañana al mediodía y se prolongará hasta las 21.00 horas, aunque en las horas previas y posteriores seguirá el aviso naranja (nivel de riesgo importante). Este mismo nivel de alerta se mantiene por las rachas de viento durante toda la jornada. En cuanto a hoy, la costa gallega se mantendrá en alerta naranja por oleaje que superará la altura de 5 metros durante la madrugada y hasta las 09.00 horas.


De hecho, la ciclogénesis explosiva “Gabriel” abandonó ya la Península, pero tras ella una amplia y profunda borrasca atlántica provocará un nuevo temporal de viento, mar, lluvia y nieve que afectará durante los próximos días. Al menos se prevé que para lo que queda de semana afecte a gran parte de la Península y a las zonas marítimo-costeras, especialmente en las vertientes atlántica y Cantábrica, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). La borrasca aún está lejos en el Atlántico pero está avanzando hacia Europa y se profundizará y ampliará su tamaño, de modo que abarcará prácticamente todo el oeste europeo durante los próximos días. 


Así, se prevé que según avance la borrasca, el sábado se forme una baja secundaria en el entorno del golfo de León hacia el golfo de Génova. Esta borrasca llevará asociados varios sistemas frontales por lo que, además de vientos fuertes y temporal marítimo en gran parte de las costas, se producirán precipitaciones que en las vertientes atlántica y cantábrica serán abundantes y ocasionalmente fuertes. También se esperan nevadas en cotas relativamente bajas del norte y noroeste.


El primero de los frentes ya entró por el noroeste de la Península y a esta hora ya deja precipitaciones persistentes y localmente fuertes en áreas de Galicia.
 El temporal se notará, en menor medida, en las costas mediterráneas con oleaje del suroeste que afectará al sur de las Baleares y al sureste peninsular.

La costa atlántica estará mañana en alerta roja por olas de hasta 9 metros