El Clúster del Naval clama contra la conflictividad que daña al sector

Manifestación Navantia
|

La Asociación Clúster del Naval de Galicia (Aclunaga) asegura que incorporar a la imagen del sector corre el riego de deteriorarse ante la elevada conflictividad laboral. En un comunicado remitido ayer, la entidad se manifiesta en defensa de la actividad y de los propios trabajadores, de los que destaca su “esfuerzo y capacidad”, pero también contra el riesgo de incrementar el desinterés por los productos derivado de los paros y huelgas que viven los astilleros gallegos.
“Incorporar a la imagen del sector naval gallego la de la conflictividad y la inseguridad puede ser el acicate para que los armadores que comenzaban a visitar nuestros astilleros y empresas en busca de soluciones y productos no vuelvan a establecer relaciones comerciales”, destacan desde la asociación que representa los intereses del sector.
Esta situación cobra mayor protagonismo si cabe teniendo en cuenta que la actividad ha experimentado un significativo repunte en los últimos años. Tras el agravamiento de la contratación a partir de 2009, el cierre de 2014 ha supuesto un “punto de inflexión” en las expectativas de los constructores gallegos. Un balance que ha permitido situar de nuevo al sector “en el camino de las posibilidades reales del retorno a la senda de la creación de empleo y despegue de las contrataciones.
Aclunaga recalca en este sentido que armadores y fletadores de todo el mundo “han situado de nuevo a Galicia como un posible lugar de encargos y muchas miradas se concentran de nuevo en nuestros astilleros e industrias auxiliares, a la espera de la demostración clara de nuestra competencia y capacidad laboral”.
Las expectativas contrastan visiblemente, sin embargo, con la influencia que la conflictividad pueda trasladar a la imagen de la actividad. “Imagen es venta, seguridad y oportunidad”, señala Aclunaga, mientras que “conflicto es pérdida de negocio”.
El colectivo empresarial pide de este modo un esfuerzo conjunto para apostar por la vía del diálogo, “nunca por el camino de la controversia”, con el objetivo de garantizar la recuperación de la actividad.

El Clúster del Naval clama contra la conflictividad que daña al sector