Cardioescolas | “El proyecto se centra en la promoción de hábitos saludables en jóvenes”

|

José Sordo, el coordinador del CFR de Ferrol del proyecto Cardioescolas unió a los centros implicados: Jorge Juan, Santiago Apóstol, Virxe do Mar y Ponte de Xuvia, que están trabajando con los niños tanto de primaria como de secundaria. Entre las actividades saludables se encuentra la alimentación y el deporte.

¿Cardioescolas se plantea como una materia más o como una actividad extraescolar?
Es un proyecto que va más allá, donde un centro decide que la alimentación, y sobretodo la promoción de hábitos saludables, forma parte de su ideario. Algo de lo cual va a hacer un eje y eso implica tanto horario lectivo como horario complementario e incluso formación de madres y padres. En el primer trimestre hicieron cursos de formación del profesorado, con posterioridad han formado grupos de trabajo y seminarios, una formación compartida en todas las materias, combinado con actividades complementarias. Por lo tanto, es un abordaje colectivo con el amparo del Centro de Salud, el coordinador de 100.000 motivos de peso, el doctor Carlos Piñeiro.

¿No descartan presentar el programa a algún instituto?
Claro, este es un proyecto que está abierto, incluso es colaborativo entre ellos y tiene como objetivo promover hábitos saludables. Ver cual es la realidad de la nutrición y a partir de ese punto hacer cambios, damos ayuda de parte de profesionales y diferentes enfoques que puede haber. Puesto que en la actualidad, los diferentes currículums ya prevén que los aspectos de salud se aborden. Esperamos con esto que los propios niños sean un agente de cambio.

¿A parte de las actividades nutricionales, qué prácticas deportivas realizan los centros?
Pues hay diferentes en cada colegio, dependiendo de los horarios y las instalaciones, cada uno implementa sus medidas, aunque hacen charlas y puestas en común sobre el camino hacia el que todos intentan guiar a los más pequeños. En el colegio Santiago Apóstol tienen los recreos activos, en el CPR Jorge Juan de Narón tienen un espacio con una senda peatonal, embarcadero y espacios verdes, por donde salen a correr la milla, tienen bicicletas en la biblioteca para realizar lecturas activas. También salen a correr la milla en el Colegio Virxe do Mar. Pero de lo que se trata con estas actividades es de incrementar el gasto calórico a través de la actividad física no competitiva, para todo el mundo y adaptada a las necesidades de cada niño, acompañado de información nutricional.

¿Cuentan con nutricionistas para llevar a cabo esta labor?
Concretamente, este año tuvimos una acción formativa donde vino una persona especialista de la consellería de sanidad, del departamento de promoción de estilos de vida saludable, que es médico y se encargó de revisar desde los menús del comedor escolar hasta los distintos programas que se hicieron desde sanidad en esta temática. Procuro traer siempre iniciativas de centro que puedan ser novedosas y que aplican las experiencias. Por ejemplo a veces elaboran cortos para promover estos hábitos de vida saludable o los centros se organizan para tener más espacios activos. También el hecho de crear huertos ecológicos es una de las extensiones que le queremos dar el año que viene al proyecto, para que tenga una continuidad el tema de la alimentación sana.

¿Cuales son las edades en las que tiene más calado?
Los niños que cursan primaria son donde tiene una huella mayor y no vienen con tantos “vicios adquiridos” de hábitos no saludables. Pero hay que destacar que en Galicia a diferencia de otras comunidades nos miran con envidia porque tenemos la materia de Promoción de Estilos de Vida Saludable, con dos bloques de contenido uno de nutrición y alimentación y otro de actividad física.

En edades más avanzadas como los adolescentes ¿tratan los temas de anorexia o bulimia, a parte del sobrepeso?
No, hay una gran variedad de temáticas entonces hay algunas que los centros no son capaces de abordar, pero desde esta educación alimentaria también se pueden corregir ciertos hábitos negativos en ese sentido.

¿Qué balance hacéis del trabajo en los centros este primer año?
Estamos muy satisfechos con este cambio que está llegando a los colegios de Narón. El otro día, por ejemplo, en el Congreso de Cardioescolas Escolares de Narón el protagonista estaba en los centros y sobretodo en los niños y desde segundo de primaria, hasta la ESO hubo 50 niños y niñas que comunicaron sus experiencias, lo que investigan o sus conclusiones, en representación de los 1200 niños implicados. La verdad que eso es una cosa super satisfactoria. Por su parte, las familias ven que hay una movilización que se comparte desde todos los ámbitos del desarrollo de los niños y eso no es algo habitual. Al igual que profesionales como Carlos Piñeiro que tiene ocasión a veces y explica como es posible ser saludable. Algo tan común, básico y necesario que deberían hacer en todos los centros llama la atención. De ahí el orgullo de realizarlo. El año pasado, el colegio Jorge Juan obtenía el premio de colegios activos de España, que otorga Atresmedia, un reconocimiento que confirma que son iniciativas que tienen repercusión y desde aquí lo que tratamos es de potenciar, organizar, preparar y de trabajar juntos. Hay que decir que es excepcional el nivel de colaboración que tienen estos centros, dejan a un lado la competitividad que hay hoy en día entre diferentes coles.

Colegios implicados
Por parte de los profesores ¿qué impresión os estáis llevando del proyecto?
A los profesores nos pareció una idea genial inculcar a los más peques dentro del ámbito educativo este conocimiento de hábitos saludables, porque serán el futuro de la sociedad y hay que hablarles de este tipo de cosas para que en el futuro lleven una vida de lo más saludable posible y se prevean enfermedades que hasta ahora no se veían en los jóvenes por motivos de mala alimentación. (Luis, profesor del Virxe do Mar).

¿Qué conclusiones sacaron los niños en el primer Congreso de Cardioescolas Escolares de Narón?
Nosotros seguimos tres ponencias distintas en la primera de ellas hablamos de los consumos de azúcar en las meriendas escolares y ahí nos dimos cuenta que superaba la cantidad recomendada. En la segunda ponencia, que era la de Cardiopetiscos, una acción en exclusiva de nuestro centro teníamos los objetivos de promover una alimentación saludable; conocer, saber identificar y saber realizar el “nutriscore” que era otro de los propósitos; y elaborar recetas saludables y sin necesidad de cocinado en el centro por parte de los propios alumnos. La tercera ponencia es algo que incluimos este año, los recreos en movimiento, que realizamos en los diferentes espacios que tenemos, para que practicase deporte todo el alumnado y eliminamos los recreos más sedentarios. (Victor Montero, profesor del Santiago Apóstol).

¿Qué propuesta destacaría?
En este colegio trabajamos en “Merendas no mundo” se comparaban las comidas que hacían en otros países y contactaron con centros de China, mediante la redacción de una carta. Al igual que el reparto de fruta y leche, durante un periodo de veinte días. (María José, directora del Jorge Juan).

El colegio Ponte de Xuvia también se encuentra dentro de este proyecto y quieren continuar formando parte de la actividad que realizan de manera coordinada con los otros tres centros como se hizo durante todo el curso.

Cardioescolas | “El proyecto se centra en la promoción de hábitos saludables en jóvenes”