La candidatura de unidad popular se mueve hacia la fórmula de Ganemos

Asamblea de la Marea Ártabra en el Carbalho Calero
|

El puzzle para constituir una candidatura de unidad popular que concurra a las elecciones municipales de mayo se recompone. La postura de Podemos (de un Podemos oficioso, puesto que en Ferrol no se ha constituido como partido al quedar anulada la votación y no todos sus impulsores le reconocen legitimidad) ha obligado a rehacer consensos.

El objetivo sigue siendo presentar una lista única, que proponga una alternativa progresista clara y con participación directa de los ciudadanos y de los movimientos sociales. La forma está en entredicho y cobra fuerza la idea de confluir con un Ganemos Ferrol (aunque el nombre puede cambiar) que integre a partidos, asociaciones y ciudadanos sin rechazar por ello la experiencia previa en política o en el ámbito sindical. En este hipotético Ganemos, hacia el que se inclinan Podemos, EU o Anova (aunque son alianzas que tienen que ser aprobadas por cada una de sus asambleas en los próximos días), quieren que tenga cabida también Marea Ártabra, que ayer mismo votaba sus estatutos para constituirse como partido en una asamblea en el Carvalho Calero.

“En Marea Ártabra hay xente de Anova traballando, e de Podemos e de EU, que non dixeron que se vaian ir de alí”, comentaba ayer César Manso, uno de los impulsores de este movimiento ciudadano. “Terían que explicar por que montan un partido instrumental existindo xa un”.

Las previsiones de la Marea Ártabra, que cuenta también con un código ético y un reglamento de Primarias, son las de concluir su proceso para proclamar una candidatura, tras las votaciones abiertas, el 20 de marzo.

Esquerda Unida estudiará la próxima semana cómo articular una candidatura conjunta, que es el objetivo por el que han apostado. “Xenerosidade” y “altura de miras” son palabras que repite Jorge Suárez, elegido en las Primarias de EU, para lograr un “frente común” en el que también esté Marea Ártabra. “Non é novo que a nosa idea é converxer pero sempre dixemos que son movementos que teñen que ser verosímiles e reais e en torno a un programa político de fondo”, explica Suárez. “Hai que revisar a fórmula coa que imos presentarnos para que todos poidan caber”, añade. Lo contrario sería “un fracaso”. Se reserva además esta formación la posibilidad de terminar presentándose con sus propias siglas, si la unidad no fructifica.

Anova anunciará su posición en los próximos días, ya que no quiere interferir en los procesos deliberativos de los partidos y de los movimientos ciudadanos. Su asamblea constituyente se celebró el lunes en el Ateneo y de ahí ha salido una coordinadora con Álvaro Montes como portavoz, Esther Leira como responsable de organización, y Xiana Penedo a cargo de las finanzas. Su prioridad política es la “ruptura co bipartidismo” y la “unidade de acción entre forzas políticas e sociais”.

Desde el ámbito de Podemos, Carlos del Río, uno de los candidatos a la secretaría general, es uno de los principales avales de una corriente que no quiere dejar pasar la oportunidad de influir en la vida municipal a través del proceso electoral. “O que si temos claro é que non imos ir coa marca Marea Ártabra porque cremos que se ten que ampliar moito máis o espectro a forzas sociais”, apunta. Su percepción es que la fuerza de la Marea se ha ido diluyendo y su objetivo es “potenciala desde unha nova proposta de unidade popular”. Quieren actuar como “pegamento” pues “que haxa varias marcas é negativo, todo o voto ten que ir a unha mesma candidatura”.

Trabajan ya en comisiones temáticas y esperan promover cuanto antes las Primarias para entrar en el mes de abril con candidato y empezar a divulgar su proyecto entre los ciudadanos.

La candidatura de unidad popular se mueve hacia la fórmula de Ganemos