Incidencias mínimas en una jornada de alerta amarilla por fuertes vientos

Tejado del Estadio de la Malata
|

Los vientos de fuerte intensidad que se preveían en la costa gallega en la jornada de ayer y que obligaron a decretar alerta amarilla y naranja –Lugo– en el litoral apenas dejaron incidencias de consideración en la comarca. De hecho, la retirada de postes de cableado caídos, árboles en la vía y algún cartel centraron las actuaciones de los efectivos que el Concello de Ferrol movilizó dentro de un  dispositivo especial de seguridad coordinado desde el Cecopal –Centro de Coordinación dos Operarios Municipais–  y que permitió reforzar los medios habituales con los que cuenta el parque de bomberos con dotaciones de la Policía Local y Protección Civil.
Por precaución, se había cerrado el acceso a zonas arboladas como el parque Raíña Sofía y dispuesto patrullas de voluntarios en la zona rural. Precisamente en este área fue donde se incrementaron las salidas para retirar algunas ramas que, en casos concretos, como en la carretera de San Xurxo, obligaron incluso a cortar brevemente la circulación. También se alteró el tráfico en la zona de Covas, en Pedreira, tras la caída de un poste eléctrico.
La cubierta del Estadio de A Malata requirió la intervención de los bomberos para retirar una chapa de dos metros cuadrados de la cumbrera de una de las gradas.  
Al margen del temporal, los bomberos tuvieron que sofocar un incendio en un inmueble en Xoane causado por la campana extractora y que obligó a los servicios médicos a prestar asistencia a una mujer por inhalación de humo. 

Incidencias mínimas en una jornada de alerta amarilla por fuertes vientos