La jueza decidirá esta semana si abre juicio oral en el caso del crimen de Pontedeume

asesinato en pontedeume
|

El conocido como crimen de Pontedeume entra en una nueva fase judicial, tras la celebración, en la mañana de ayer, de la audiencia preliminar en el juzgado correspondiente en Betanzos. Se concluye así la fase de instrucción del caso de la muerte de un menor en la villa eumesa en la madrugada del 10 de julio de 2011, tras ser sorprendido en una vivienda particular. Los acusados son José Agustín Carpente y su esposa María del Carmen Fonte, que descubrieron al joven en el interior de su domicilio y le asestaron varias puñaladas con un cuchillo que, a la postre, ya fuera de la casa, en el colegio cercano, le causaron la muerte por desangramiento.
La jueza debe decidir la apertura de juicio oral o el sobreseimiento y, según la Ley Orgánica del Tribunal del Jurado, podría haberlo hecho ayer o en un plazo de tres días. Se puede optar por el sobreseimiento si, ante determinados eximentes, se considera que no existe responsabilidad criminal, aunque es una opción poco probable cuando hay una acusación particular, como es el caso, que mantiene sus peticiones de penas. La ejercen la madre y las hermanas del joven fallecido, que piden veinte años de prisión y multas de 3.600 euros por lo que consideran un delito de asesinato con alevosía y otro de omisión del deber de socorro. Además, también acusan a la hija y al yerno del matrimonio como supuestos encubridores, y les piden dos años de cárcel.
La Fiscalía, por su parte, aprecia legítima defensa y miedo insuperable en los hechos acontecidos esa madrugada en el domicilio de los acusados y, en sus conclusiones provisionales, sostiene que no procede la imposición de penas. El abogado defensor califica lo acontecido como un homicidio y no como un asesinato y suma a los eximentes de la Fiscalía el de estado de necesidad. n

La jueza decidirá esta semana si abre juicio oral en el caso del crimen de Pontedeume