La Xunta prueba una OPE de más de 1.000 plazas para Educación

|

El Consello de la Xunta dio ayer luz verde a la convocatoria de una Oferta Pública de Empleo (OPE) para profesorado, con 1.043 plazas. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, destacó en la rueda de prensa posterior que, con este anuncio, Galicia se convierte en la “primera comunidad autónoma” que comunica esta convocatoria después de que el Consejo de Ministros presentase el pasado viernes el decreto ley que así lo permite.

Feijóo puso en valor, asimismo, la responsabilidad del Ejecutivo gallego, la cual permite, añadió, dotar a los opositores de las “garantías” necesarias para presentarse a estas pruebas con “seguridad jurídica”.

“Mensajes de tranquilidad”

Además, con la presentación de esta convocatoria en la primera semana de abril, la aprobación de esta en el Consello de la Xunta se realiza de forma previa a cómo se hizo el pasado año. “Llevamos semanas mandando mensajes de tranquilidad”, recordó Feijóo, al defender que su Gobierno no quiso en ningún momento precipitarse y anunciar una convocatoria que careciese de garantías, por lo que ahora, “seis días” después de conocerse el decreto que ampara la oferta educativa, Galicia ha convocado sus plazas, “este era el compromiso”, dijo.

Núñez Feijóo anunció que esta OPE se realizará en los términos “pactados” y ya anunciados, por lo que de este modo la propuesta de Educación asciende a 1.043 plazas, de las que 540 serán de secundaria, 400 de maestro, 80 de profesores técnicos de FP y 23 de música y artes escénicas.

Los exámenes se celebrarán a partir de la finalización del periodo lectivo ordinario, es decir a finales de junio, para que el nuevo profesorado se incorpore en septiembre con el inicio del próximo curso académico.

Por otro lado, Feijóo señaló que, en cambio, la convocatoria de las pruebas selectivas del Sergas tendrán que esperar a la aprobación de los PGE, aunque anunció que su intención es convocar un total de 1.606 para sanidad en cuanto se aprueben los presupuestos, siendo esta cifra, la máxima permitida.

Además, informó de un acuerdo con los sindicatos para la puesta en marcha de un plan por la estabilidad del empleo en el Sergas, enfocado a reducir al cinco por ciento el porcentaje de eventualidad, mejorando en tres puntos el objetivo planteado por el Gobierno central de acuerdo con los sindicatos.

Con este plan, el Gobierno autonómico se marca un objetivo “ambicioso”, con el que busca que el 95% de los profesionales del Sergas tengan plaza en propiedad. Así, en el período 2017-2018 alrededor de 800 plazas de personal eventual pasarán a ser interinidades en plaza vacante. l

La Xunta prueba una OPE de más de 1.000 plazas para Educación