El tráfico de madera aumenta pese al conflicto por la rebaja del precio

Las papeleras acordaron a mediados de abril una reducción de 3,5 euros por tonelada de tronco de eucalipto d. alexandre
|

La decisión de un buen número de propietarios forestales de no vender madera por debajo del precio fijado en los contratos de suministro con las tres grandes pasteras del noroeste peninsular –Ence, Celbi y Portucel– a mediados de abril no ha repercutido, al menos hasta el mes de mayo, en el movimiento de madera desde el puerto de Ferrol.
Los datos del organismo que preside José Manuel Vilariño, ya consolidados por parte de Puertos del Estado, indican un incremento del 3% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. En concreto, se han superado las 121.000 toneladas, lo que supone un nuevo registro  interanual en el tráfico de productos forestales.
La madera es una de las mercancías que más ha crecido en los últimos tres años, hasta el punto de más que duplicarse. Cabe recordar que en 2011 se alcanzaron las 146.000 Tm. de los diferentes productos forestales –tronco de eucalipto, tablero, pellets, etc.–, por las 208.000 del ejercicio siguiente. En 2013 se superaron las 300.000 y, según los datos hasta mayo, es muy probable que se superen a finales del presente año.

nuevos proyectos
La madera es el eje de nuevos proyectos empresariales relacionados con el Puerto de Ferrol. Así, la empresa de orígenes cedeireses García Forestal ha recibido una ayuda próxima a los dos millones de euros para habilitar una terminal de productos forestales en la dársena exterior de Caneliñas, desde donde se mueve ya en estos momentos un elevado porcentaje de la madera gestionada por los operadores que emplean los muelles de Ferrol como parte de su cadena logística.
Este aumento del puerto exterior en el movimiento de madera, principalmente la exportación, tiene mucho que ver con Ence, que en el año 2012 consiguió una concesión para trasegar, al menos 150.000 toneladas anuales. El primer ejercicio completo fue en 2013 y, como se recordará, no se cumplió ese objetivo de tráfico mínimo, pero desde la empresa con sede en Pontevedra se confía en que este año se pueda alcanzar sin grandes dificultades. n

El tráfico de madera aumenta pese al conflicto por la rebaja del precio