El Narón cambia de rumbo volviendo su mirada a casa

Miguel Maseda seguirá una campaña más al frente del Narón | jorge meis
|

No fue fácil tomar una decisión y, de hecho, en algunos momentos peligró incluso el concurso de la primera escuadra del club en la competición sénior pero, finalmente, el Baloncesto Narón será de nuevo el club local que dispute la categoría nacional más alta en lo que a baloncesto masculino se refiere. La formación naranja competirá, por séptima temporada consecutiva, en la Liga EBA y lo hará cambiando radicalmente, o al menos intentándolo, el rumbo de los últimos años.
Ya hacía tiempo que el club pretendía mirar más al baloncesto de la comarca, pero la falta de jugadores con un nivel para competir con un mínimo de garantías lo obligó a abusar de la contratación de foráneos. Esta vez, sus responsables tratarán de ser más rigurosos y persistentes en este planteamiento, alentado también por la presencia en las filas del equipo de una generación de jóvenes jugadores que están cada vez más capacitados para asumir mayor responsabilidad.
Es el caso, por ejemplo, de Coque Aller, que será uno de los jugadores de la comarca con los que el Baloncesto Narón cuenta para la campaña que se avecina. Un ejercicio en el que, de nuevo, Miguel Maseda estará al frente en el banquillo. Lo hará con su equipo de confianza: Lucho Fernández, como segundo, y Rogelio Bermúdez en la preparación física.
Además de Aller, Dani Fernández, David, Ezequiel, Abelleira o Santi, que regresa al baloncesto tras un parón por motivos académicos, entran en los planes del club que, sobre esta base, se reforzará también con varios jugadores procedentes del Basquet Coruña de EBA. Y es que, indirectamente, el hecho de que no salga a competir el filial herculio beneficiará a la formación naronesa, en la que está previsto que recalen varios de sus efectivos. “Es gente con experiencia y cierto nivel”, apunta Suso Varela, que también advierte que la idea inicial es contar, en principio, con un único foráneo.
Aunque finalmente acabó en la zona media de la tabla, el Narón sufrió mucho la pasada temporada para mantener la categoría. Así que este año el objetivo prioritario será, precisamente, ese: no pasar apuros y disfrutar y hacer disfrutar a sus aficionados con un equipo que “trabaje con seriedad, que defienda bien y que tenga las ideas muy claras”. l

El Narón cambia de rumbo volviendo su mirada a casa