La III Feira do Queixo de Moeche se consolida en el circuito gallego con más de 5.000 visitas

III Feira do Queixo de Moeche
|

Más de 5.000 personas acudieron ayer a la tercera edición de la Feira do Queixo que reunió en Moeche a 22 queserías de dentro y fuera de Galicia. El evento, ya consolidado como un referente más del circuito del queso de Galicia, abrió sus puertas a las diez de la mañana para mostrar al público especialidades de Galicia, Asturias –todas las denominaciones de origen–, O Bierzo, León y Extremadura, pero también belgas, francesas, suízas e italianas. El evento no solo ganó en participación, con respecto a la pasada edición, sino como ayer destacaba la alcaldesa de Moeche, Beatriz Bascoy, también lo hizo en la variedad de las referencias.


Estos puestos compartieron espacio en las renovadas naves del recinto ferial de San Ramón, uno de los aspectos que también ayudó a ganar adeptos para esta edición a pesar del mal tiempo, con otros de productos de la tierra que maridan bien con el queso como la miel, el pan, las conservas o los dulces. “En total, chegaron a venderse 2.600 kilos de queixo”, indicó Bascoy, “sen contabilizar a gran cantidad de pan que se despachou”. Unas cifras que mejoran las alcanzadas el pasado año y hablan de la consolidación del evento.

A lo largo de la mañana los asistentes pudieron disfrutar de las tres catas comentadas organizadas y saborear las diferentes variedades de quesos. Los talleres programados para los niños, como el de elaboración de queso o las actividades de animación, cubrieron todas las plazas.

El resto lo puso el buen ambiente creado por la música de Chill & Cheese, un grupo formado para la ocasión por varios miembros de la banda que acompaña habitualmente a la cantautora Sés. Soul, jazz y rhythm and blues le dieron color a la cita hasta el mediodía, momento en el que los asistentes acudieron a comer a algunos bares de la zona que para la ocasión añadieron a sus menús habituales tapas y pinchos a base de queso con los que animar las consumiciones.

Por la tarde, el mago Romarís y su espectáculo “O mellor mago do mungo” que llegó a Moeche de la mano de la Rede cultural da Deputación, acaparó el interés de los más pequeños.


El Tren do Queixo volvió a ser otros de los reclamos del evento con el que no solo facilitar los desplazamientos desde Ferrol sino también promocionar el uso del ferrocarril. “Temos que sacar proveito dos recursos que temos”, señalaba ayer una satisfecha Beatriz Bascoy.

La III Feira do Queixo de Moeche se consolida en el circuito gallego con más de 5.000 visitas