Frutos Saavedra Meneses

Diario de Ferrol-2018-07-01-006-513826a6
|

Frutos Saavedra Meneses fue un político, científico y militar gallego que, pese a fallecer prematuramente con 45 años de edad, llevó a cabo numerosos trabajos, muchos de interés nacional pero otros de gran importancia para Ferrol y comarca. Nació en Ferrol el 25 de Octubre de 1823; era hijo de Antonio Saavedra, hacendado de Pontedeume y caballero maestrante de Sevilla, y de María de la Candelaria Meneses. 
Frutos Saavedra ingresó en la Academia Militar de Artillería de Segovia el año 1838 y después de pasar  por diferentes destinos, el año 1844 pasó a trabajar en la Fábrica de Trubia, siendo uno de los impulsores de su rehabilitación, levantando sus nuevos planos y diseñando los hornos y diversa maquinaria de la fábrica. A continuación viajó por Francia, Alemania, Inglaterra, Bélgica y Paises Bajos, realizando estudios sobre las industrias de materiales férreos y de fabricación de armas.
Dentro de su trayectoria militar, Saavedra Meneses fue nombrado profesor de la Academia Militar de Artillería el año 1848. Tras participar en la Guerra de África contra Marruecos fue nombrado Comendador de la Orden de Carlos III y fue condecorado con la Cruz de San Fernando y la Orden de San Hermenegildo. Ascendido a Coronel, dimitió de su cargo de Oficial de la Secretaría de Guerra el año 1863 para dedicarse a la política. 
La trayectoria científica del militar ferrolano fue asimismo de gran interés. Dados sus conocimientos de geodesia, el año 1853 fue uno de los encargados de formar el Mapa General de España, como representante del Arma de Artillería. Junto con el también militar Carlos Ibáñez diseñó un especial aparato de medida, luego construido en talleres franceses, para utilizar durante los trabajos de geodesia y topografía, necesarios para la formación del mapa. 
Sus trabajos y publicaciones sobre las fortificaciones de campaña, sobre temas de topografía y geodesia y otros temas científicos y militares, publicados en las décadas de los años 1850 y 1860, le valieron ser nombrado miembro de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales el año 1862 y de la Real Academia Española el año 1867, no ingresando en la última de ellas debido a su prematura muerte. Igualmente Frutos Saavedra fue miembro de la Sociedad Económica de Amigos del País de Oviedo, de la Sociedad Meteorológica de Francia y de la Sociedad Geográfica de París.
En cuanto a su actividad política se afilió al partido de la Unión Liberal, siendo elegido diputado por Pontedeume en noviembre del año 1860, sustituyendo a Joaquín Peralta. Permaneció en las Cortes de Madrid durante cuatro legislaturas hasta el año 1864, siendo relevado por Domingo Caramés. Durante su permanencia en el Congreso de Diputados, uno de los temas recurrentes de Frutos Saavedra fue la insistente reclamación de las obras del ferrocarril de Palencia hasta A Coruña y su ramal a Ferrol. 
En marzo de 1864 el político ferrolano fue nombrado Director General de Obras Públicas, impulsando desde su cargo numerosas obras en la provincia coruñesa, construyéndose gracias a su gestión los muelles de Ares, Mugardos, O Seixo y Pontedeume, así como varias carreteras de la comarca, el instituto de enseñanza media de A Coruña y la instalación de una estación telegráfica en Pontedeume. El 12 octubre de 1864 Saavedra Meneses visitó el distrito de Pontedeume, localidad a la que llegó a bordo del vapor “León”, para inaugurar el nuevo muelle eumés, permaneciendo en la villa hasta el siguiente día 19, recibiendo constantes manifestaciones de agradecimiento a su labor. El mismo día 19 se trasladó en el mismo vapor a Ferrol, previa visita a Redes, Ares y Mugardos.
En unos momentos en que Ferrol sufre el abandono del Gobierno Central en el tema de las comunicaciones ferroviarias, conviene recordar que durante su actividad política, Saavedra Meneses impulsó la llegada del ferrocarril a Galicia, reclamando insistentemente la construcción del  trayecto de Betanzos a Ferrol, que se aprobaría, fruto de su gestión, el año 1883, quince años después de su muerte, pero que no llegaría a inaugurarse hasta el año 1913. Una marcha popular titulada “El tren de la Alegría”, compuesta por el músico militar Gregorio Baudot ese mismo año 1913 y dedicada a Frutos Saavedra, recuerda esa inauguración.
Entre las numerosas obras que publicó Frutos Saavedra destacan “Memoria de la fabricación de las armas de fuego portátiles”, junto con el capitán Francisco Elorza (año 1846), “Descripción de algunos instrumentos de Geodesia y Topografía”, en colaboración con el coronel Carlos Ibáñez de Ibero (año 1853), “Apuntes para la historia de los sucesos de julio de 1854” (año 1855),”Progresos de la Geodesia” (año 1862), “Estudios de Fortificación. Atrincheramiento de campaña” (año 1864), utilizado como libro de texto en las academias militares, y “Base de Madridejos. Base central de la triangulación geodésica de España” (año 1865). Colaboró además en diferentes revistas técnicas y científicas.
Su inesperada muerte en Madrid el 23 de octubre de 1868 le impidió leer el discurso de ingreso en la Real Academia Española, de la que había sido nombrado miembro el año anterior. Posteriormente fue nombrado Hijo Adoptivo de la ciudad de A Coruña y se puso su nombre a sendas calles en Betanzos, Pontedeume y Ares. Asimismo el año 1900 se puso su nombre a una calle del barrio de la Magdalena de su Ferrol natal, aunque retomó su nombre original de calle María el año 1981. También se conservan sendos retratos de Frutos Saavedra en los ayuntamientos de Pontedeume y Ares.
 El historiador ferrolano Guillermo Llorca hizo una cumplida biografía de Frutos Saavedra Meneses el año 1996 en su obra “Ferroláns”, informando que cultivó la poesía dedicando un poema a Ferrol, al que llama “coloso de piedra dormido en el mar”. Diversos aspectos de su obra en las comarcas de Ferrol y Eume fueron tratados por varios escritores como Antonio de la Iglesia, Couceiro Freijomil, Carlos de Castro,  Ruiz Morales y Germán Castro.  
jjburgoa@hotmail.com

Frutos Saavedra Meneses