La UGT exige acciones políticas ante la crítica situación de la comarca

Salón de actos de UGT Rueda de prensa
|

La Unión Comarcal de UGT Ferrol reunió ayer ante los medios de comunicación a los responsables y miembros de las diferentes federaciones del sindicato con un claro objetivo: denunciar la situación que atraviesa ahora mismo la comarca de Ferrolterra. Con la intención de llegar a toda la ciudadanía pero también a todas las administraciones (local, autonómica y estatal) y con la finalidad de exigirle a estas últimas la puesta en marcha de las acciones políticas que la comarca necesita para salir de la situación en la que se encuentra, los integrantes de la central fueron desgranando algunas de las principales problemáticas de la zona.
Tras una mención a las crisis del sector inmobiliario o de las energías renovables, salió a escena la del naval, “a que máis nos afecta”, manifestó Jesús Pérez, de la Federación del Metal, Construcciones y Afines.
Denunciaron así, entre otras cosas, los incumplimientos por parte de los gobiernos en cuanto a cuestiones como el gran centro de reparaciones prometido en su momento por Feijóo o la construcción del dique flotante. Y se formularon varias preguntas: “Que vai pasar unha vez se levante o veto a Fene cos planteis e co plan industrial?; Que vai pasar ao ser agora a empresa xestionada por Defensa?”. Cuestiones que, por ahora, denunciaron, se quedan en el aire mientras los trabajadores cualificados de la comarca se ven obligados a emigrar.

Empresas
Desde la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios, Juan Fernández denunció la situación por la que atraviesan empresas de la zona como Poligal, en la que desde 2005 fueron aplicados cinco EREs que culminaron con 35 despidos y con recortes en las condiciones de trabajo, o la precariedad que en los últimos años se ha ido registrando en firmas del sector energético como Endesa o Gamesa. Si a finales de los 90 la primera contaba con una plantilla de más de 2.500 trabajadores, en la actualidad ronda los 250, denunció. También en Gamesa en los últimos cuatro años se perdieron más de 500 empleos directos.
“Trátase dunha sangría continua de perda de postos de traballo por decisións empresariais mais tamén en moitos casos pola xestión das administracións”, criticó el delegado.

empleo público
Tampoco se escapa a los recortes el ámbito de los servicios públicos que según el secretario general de la correspondiente Federación, Yago de Ron, “agora mesmo é o motor da comarca ao empregar a máis de 4.000 traballadores”. En en el último año se perdieron cerca de un millar de puestos laborales en este ámbito en la comarca de Ferrolterra, según informó.
La falta de servicios de transporte público, el mal funcionamiento de los existentes, especialmente los trenes, o los continuos fallos de la tarjeta metropolitana, fueron algunas de la cuestiones criticadas desde la Federación de Servicios para la Movilidad y el Consumo de UGT, desde donde se reclama un plan intermodal de transporte para Ferrolterra en el que existan una coordinación entre los servicios.
La realización de más inspecciones de trabajo y la necesaria diversificación industrial de la comarca son algunas de las demandas que la Unión Comarcal del sindicato plantea, tal y como ayer quedó de manifiesto en la rueda de prensa celebrada en el salón de actos del sindicato.

La UGT exige acciones políticas ante la crítica situación de la comarca