Amplio respaldo en la manifestación de la CIG por los acuerdos del naval

|

Alrededor de 2.000 personas acudieron ayer a la manifestación convocada por la CIG en el marco de la huelga que el sindicato inició hace quince días para exigir el cumplimiento de los acuerdos salariales de 2001 para la industria auxiliar de Navantia.

La marcha, entre las puertas del astillero y la plaza de España, transcurrió bajo la lluvia con el lema “Acordos Auxiliares 2001–2017 Unidade Obreira e Dignidade.” y al grito de “táboas do naval para a industria auxiliar” o “pacto social beneficio patronal”.

Vicente Vidal, responsable de la CIG-Industria en la comarca, reiteró al final de la manifestación que “la lucha de estos trabajadores no es por ganar ningún privilegio, sino para recuperar los derechos que les quitaron de manera unilateral”. Asimismo, recordó que hay empresas que sí están pagando los salarios en base a esos acuerdos pactados en 2001 y obteniendo contratos, rechazando de este modo el argumento de la patronal de que la propuesta de la CIG es inasumible.

Vidal también censuró la pasividad de CCOO y UGT, a los que acusó de no haber presentado “ni una sola propuesta en quince días de huelga”. “Lo único que sabemos es que están dispuestos a sentarse a negociar sin condiciones”.

Del mismo modo, rechazó lo que, a su parecer, pretende hacer la patronal, la SEPI y Navantia, que es establecer “una tercera escala salarial” –las de 2017-2018– para los operarios que trabajan en el astillero con nuevas y peores condiciones.

Desde la CIG insistieron en reivindicar la legitimidad de la huelga y en la responsabilidad del sindicato de “respaldar a aquellos que quieren presentar batalla contra la postura de la patronal y la merma continuada de su nivel adquisitivo”. Vidal se congratuló por el éxito de la convocatoria y, sobre todo, “por llevar dos semanas en huelga, parando dos factorías sin tener que lamentar ningún incidente”.

 

Votación

El secretario de la CIG-Industria también acusó  a los sindicatos nacionales de “actuar en complicidad” con los empresarios para celebrar mañana una consulta “con tintes mafiosos”, pues –insistió Vidal– “las direcciones de las auxiliares se están encargando de llamar individualmente a los trabajadores para que vayan mañana (por hoy) a votar” en contra de seguir con la huelga. Por ello, en la concentración realizada tras la huelga, animó a los congregados a ignorar esta consulta por no haber sido planteada en la asamblea de la huelga.

La votación auspiciada por las federaciones de Industria de CCOO, UGT y MAS se llevará a cabo hoy en el centro cultural Carvalho Calero entre las 10.00 y las 13.00 horas. La decisión adoptada en las asambleas conjuntas celebradas con los afiliados de las tres centrales sindicales pretende evidenciar qué postura tiene más apoyos entre los afectados: la de continuar con la huelga o la de desconvocar los paros para que continúe la negociación.

Los organizadores explicaron ayer que se pidió a todas las empresas el censo de los trabajadores que tenían en activo en los astilleros con fecha anterior al inicio de la huelga, “ya que desde el día 5 de octubre hubo muchos despidos y consideramos que tienen todo el derecho a participar”.

La votación se hará en una urna “para que nadie se sienta coaccionado de ninguna manera”, detallaron las federaciones de Industria de CCOO UGT y MAS.

Amplio respaldo en la manifestación de la CIG por los acuerdos del naval