Antonio Piñeyro Martínez

Retrato de Antonio Piñeyro. Hospital de Caridad
|

Un personaje ferrolano que destacó por su incesante quehacer en defensa de los sectores menos favorecidos de la sociedad fue Antonio Piñeyro Martínez, Hermano Mayor del Hospital de Caridad durante catorce años y creador de la Junta de Defensa de los Intereses de los Pobres.


Antonio Piñeyro Martínez nació en Ferrol el 28 de Enero de 1845. Siguió la carrera militar ingresando como aspirante de Marina en el Colegio Naval de la Armada en julio de 1857, cuando apenas había cumplido los doce años de edad, obteniendo el título de Alférez de Navío en julio de 1864. A lo largo de su carrera ocupó diversos destinos en dependencias de tierra, la mayoría de ellos en Ferrol pero también en el Ministerio de Marina en Madrid.


Estuvo embarcado en diversos buques de la Armada, entre ellos la goleta “Caridad”, el cañonero “Paz”, la fragata “Concepción” y el crucero “Isla de Luzón”, participando en diversas operaciones navales en las costas de África y de Méjico entre los años 1860 y 18625. Fueron numerosas las condecoraciones recibidas a lo largo de su carrera militar, entre ellas la Cruz de la Marina, la Medalla de la Guerra de África y la Encomienda de Isabel la Católica.


Por sus méritos en la persecución del contrabando en las costas mediterráneas, se le concedió con carácter honorífico el grado de Teniente Coronel de Infantería de Marina. Dentro del escalafón de la Armada ascendió a Capitán de Fragata en enero de 1885, obteniendo el retiro del Servicio, que solicitó debido a su mal estado de salud, en diciembre de 1891.
El 9 de junio de 1908 fue nombrado Hermano Mayor del Hospital de Caridad, cargo que ejerció hasta el año 1922, fecha en que falleció. Durante su prolongado mandato se amplió el Hospital, comprando varias casas de la calle Concepción Arenal, construyendo posteriormente las naves norte y sur del Hospital y aumentando desde 30 hasta 100 el número de camas para los enfermos.


A su gestión se debió el aumento de personal sanitario, la dotación de calefacción al edificio completo, la mejora racionalmente estudiada de la alimentación de los enfermos y la renovación del instrumental de cirugía, comprando una serie de acciones del Teatro Jofre y logrando además incrementar de forma notable el capital económico del Hospital.
Antonio Piñeyro creó el año 1912 la Junta de Defensa de los Intereses de los Pobres, sosteniendo una larga serie de litigios con la Fundación Benéfica de Amboage, fundada el año 1894 y representada por Benito Murado, cura párroco de la iglesia del Carmen, en orden a la distribución de los fondos sobrantes y los intereses anuales de la Fundación. Los enfrentamientos entre Piñeyro y Murado, que llegaron al terreno personal, se reflejaron en diversos cruces de denuncias y duras polémicas habidas en la prensa.


En esencia el litigio, dentro de la confusa maraña de actos administrativos y jurídicos que tuvieron lugar, consistía en la diferente interpretación de los fines económicos de la Fundación Amboage. Mientras Benito Murado y la Junta de la Fundación pretendían interpretar el espíritu de su fundador, el marqués de Amboage, Antonio Piñeyro y la Junta de los Pobres, ateniéndose a la letra, defendían los intereses de los establecimientos benéficos. Los desvelos demostrados por Antonio Piñeyro hacia los pobres y necesitados de Ferrol le valieron la concesión de la Gran Cruz de Beneficencia.
El establecimiento del servicio militar obligatorio a partir del año 1913 coadyuvó a atenuar este conflicto,

normalizándose posteriormente las relaciones de la congregación hospitalaria con la Fundación Amboage, aumentando también a partir del año 1920 de forma significativa la cuantía de las limosnas de la Fundación.


Antonio Piñeyro fue un estudioso de la historia, siendo de gran importancia su archivo personal que se guarda en el Hospital de Caridad. Fue igualmente un importante coleccionista de obras de arte, muchas de las cuales donó al mencionado Hospital. A su muerte, su hermana, Carmen Piñeyro, instituyó en su memoria la Fundación Piñeyro, anexa al Hospital de Caridad, para atender a los niños pobres.


Un hecho significativo marcó la labor de Antonio Piñeyro como Hermano Mayor del Hospital. Debido a la especial devoción que el militar ferrolano sentía por la patrona de la Armada, donó a sus expensas a la iglesia castrense de San Francisco un completo altar con la imagen de la Virgen del Carmen, estableciéndose además un convenio entre los hermanos Piñeyro y la Junta de Gobierno del Hospital para celebrar una misa diaria en dicho altar del templo castrense.
Antonio Piñeyro Martínez falleció el 4 de abril del año 1922, siendo todavía Hermano Mayor del Hospital de Caridad. La Junta de Gobierno de la institución hospitalaria, en fecha 18 de Abril de ese mismo año, acordó encargar un retrato al óleo para colocar en la Sala de Juntas. El retrato fue pintado por el artista coruñés Eduardo de la Vega y Balanda, profesor de la Escuela de Artes y Oficios de Ferrol.


Antonio Piñeyro fue enterrado en el artístico panteón familiar levantado en el desaparecido cementerio de Canido. Este panteón es de los pocos que se conserva hoy en el cementerio municipal de Catabois, a donde fue trasladado procedente del antiguo camposanto.


El año 1924 se encargó un busto de bronce de Antonio Piñeyro, una obra del escultor Agustín López Miras que hoy se encuentra colocada en los jardines del Hospital General de Caranza. El año 1933 fue nombrado Hermano Mayor de Honor del Hospital. Tanto Elena Cardona como Alberto Lens en sus respectivas obras sobre el Santo Hospital de Caridad de Ferrol suministran abundante información sobre la vida y obra del militar ferrolano.

Antonio Piñeyro Martínez