Lo mejor para recuperarse

Racing Club Ferrol-Sociedad Deportiva Compostela 6ª jornada, Segunda División B, grupo 1, de fútbol A Malata Daniel Alexandre (27-9-2014) TEXTO: Vela realiza un centro ante la presencia de Jimmy (3)
|

No hay mejor partido para que el Racing inicie la remontada hacia la zona alta clasificatoria a la que se pensaba que iba a aspirar que el que lo enfrenta al Oviedo esta tarde –17.00 horas, A Malata–. No solo por el rival que hoy tendrá enfrente, un equipo diseñado para no tardar más en lograr el ascenso a Segunda, sino porque el encuentro le brinda la oportunidad de conseguir su primera victoria como local y, asimismo, puede suponer una importante inyección de moral para la plantilla racinguista, algo deprimida porque las cosas hasta ahora no le están saliendo como pensaba.
Racing y Oviedo hicieron frente a la temporada como dos de los más serios aspirantes para lograr el título del grupo I, pero siete jornadas han sido suficientes para confirmar que un equipo –el asturiano– sí lo es, pero que al otro aún le queda mucho para alcanzar el nivel competitivo que se necesita para ello. El conjunto asturiano ha confeccionado esta temporada una plantilla formada, casi por completo, por jugadores de un nivel superior: Esteban, Jonathan Vila, Generelo... Así que, enfrente, el cuadro verde quiere demostrar que su nivel es suficiente para complicarle la vida y, si además está acertado, llevarse la victoria en el choque.

COMODIDAD
Para el cuadro verde lo peor no es que sus resultados no sean positivos, sino que las sensaciones que transmite no son, para nada, buenas. Así que este encuentro le ofrece la ocasión a muchos de los jugadores del equipo ferrolano la oportunidad de reinvidicarse y ofrecer un mejor nivel que el que han dado hasta el momento. Esta sería, también, la manera de adquirir el punto de confianza que le está faltando para iniciar una racha de buenos resultados que lo lleve hasta los puestos en los que pensaba estar cuando empezó este campeonato liguero.
Ganar también será la manera de apaciguar un tanto a una afición en la que se entremezclan la preocupación y el enfado por lo que han visto en el arranque liguero. Hoy, por lo menos, se espera que apoyen a su equipo de modo incondicional.

Lo mejor para recuperarse