La plantilla de Masol exige una reunión a tres bandas con la empresa y la Xunta

RP de Masol en Sargadelos
|

Los trabajadores de la planta ferrolana de Masol Iberia Biofuel reclamaron ayer una reunión a tres bandas en la que, además de sus representantes, deberán estar la Xunta y los directivos de la empresa. Según explicaron, después de que se cerrase sin acuerdo el período de alegaciones del ERTE la firma ha anulado esa propuesta y ha presentado otra prácticamente en los mismos términos.
Así, los trabajadores de Masol se encuentran en la misma tesitura que hace un mes, cuando la empresa les planteó la aplicación de un expediente de suspensión temporal de sus empleos que los tendría en el paro, como máximo, la mitad del próximo año. Su rechazo a la medida se basa en que Masol no ha documentado suficientemente sus causas “productivas”, dado que aplica la medida únicamente a la instalación de Ferrol y no a las plantas de biodiésel que tiene en Cartagena y Castellón, y en la reclamación de que se presente un plan de viabilidad que explote las dos líneas de actividad que puede asumir la fábrica –producción de biodiésel y refinado de aceite–.
Uno de los delegados de los trabajadores, Modesto Vázquez, criticó ayer el hecho de que no se haya conseguido el apoyo del alcalde de Ferrol, José Manuel Rey Varela, y defendió la necesidad de proteger la pervivencia de esta instalación industrial, por la que en su día se pelearon otros municipios como Porriño, de cara al futuro.
De llegar a aplicarse el ERTE que ahora vuelve a plantear la compañía, sería el tercero que sufrirían los trabajadores de la planta, que lleva ya cuatro años parada. Las instalaciones, propiedad de Infinita Renovables y alquiladas por Masol, recibieron en su día cuantiosas ayudas públicas para su puesta en marcha en el puerto exterior.

La plantilla de Masol exige una reunión a tres bandas con la empresa y la Xunta