El grupo Navantia recurre al sistema Lean para impulsar su nueva forma de trabajar

navantia ferrol
|

Cuando el presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, anunció en septiembre pasado el lanzamiento de un plan estratégico –que finalmente se quedó en el tintero–, ya advirtió de que el grupo público necesita un cambio en su cultura y su forma de trabajar para optimizar los procesos y reducir costes. A esa nueva filosofía responde la aplicación del sistema Lean, el modelo de gestión que él mismo vino a presentar el pasado lunes al astillero de Ferrol y que, después de su implantación en el pasado enero en el programa de los submarinos S-80, va a aplicarse ahora en la construcción del flotel para Pemex.
El único programa que tiene en marcha el astillero de Ferrol actualmente –bautizado como Buque de Apoyo a Plataforma (BAP)– va a utilizar esta nueva herramienta, en la que Navantia pone grandes expectativas. Se trata de un sistema desarrollado por la industria de la automoción, concretamente por Toyota, que se ha extendido a otros muchos sectores y que goza también de gran aceptación en el ámbito de la construcción naval.
Navantia, que cuenta con el asesoramiento de la Boston Consulting para la incorporación del nuevo modelo, tuvo sus primeros contactos con el Lean hace ya algunos años, si bien es desde enero de 2014 cuando lo aplica al S-80 y ahora al BAP, con intención de lanzarlo también, en los próximos meses, en Cádiz.
“Lean” significa escaso, ajustado y se basa en eliminar del proceso todas aquellas actividades que no aportan valor al cliente y que suponen, por tanto, un “desperdicio” de coste y tiempo. Desde Navantia se destaca que este modelo representa una forma diferente de trabajar, en la que “se persiguen los errores para darles solución y que no se vuelvan a repetir, se trabaja en equipo y se busca aportar valor en todo el flujo”.
La nueva filosofía ha de transmitirse también a los proveedores para que ellos también actúen de forma “Lean”, señala la compañía, que aclara que la fórmula tira de recetas sencillas que no requieren complicados programas informáticos.

El grupo Navantia recurre al sistema Lean para impulsar su nueva forma de trabajar