Navantia adjudica a Maessa y Ainair la fabricación de 50 bloques para el flotel

NAVANTIA CORTE DE CHAPA FLOTEL
|

Navantia ha adjudicado a las empresa Maessa y Ainair los contratos para la ejecución de 50 bloques del flotel de Pemex y el montaje de los 86 que, en total, compondrán el buque. La empresa pública había declarado desierto el primer concurso, por no haber recibido ninguna oferta que se ajustase al presupuesto, y volvió a convocarlo, después de encargar una pequeña parte del trabajo en procesos negociados y sin publicidad, elevando aproximadamente en un 10% el precio.  
Maessa y Ainair son precisamente las dos empresas que están construyendo ya bloques para el flotel. A la primera se le adjudicaron diez y a la segunda ocho, después de que fracasase aquel primer intento de distribuir el trabajo en grandes paquetes de obra. Ahora, Maessa se hará cargo del prefabricado de 28 bloques de proa –que salieron a concurso en dos lotes– por un presupuesto de poco más de dos millones de euros, así como del montaje de los 50 bloques de proa, por cerca de 1,8 millones. Ainair, por su parte, se hace con el prefabricado de 22 bloques de popa, por cerca de 1,5 millones, y del montaje del resto, por 1,3 millones.
Queda distribuido por tanto la totalidad del trabajo de aceros en el Buque de Apoyo a Plataformas (BAP) para la petrolera mexicana, cuya quilla debería colocarse en la grada el próximo 31 de octubre según la planificación actual. Queda por ver si las empresas adjudicatarias cumplen con los acuerdos de 2001, tal como exigen los sindicatos, o han optado por abaratar sus precios rebajando las condiciones salariales y pasándolos por alto.
Por otra parte, Navantia ha firmado un contrato con la empresa alicantina Sedni para que suministre el Sistema de Automatización Diamar al BAP. Se trata de la tecnología de monitarización y control de las máquinas y equipos que incorpora el buque, entre ellos su sistema de posicionamiento dinámico.

comisión de industria
En el ámbito político, la Comisión Sexta de Industria, Enerxía e Turismo que ayer se celebró en el Parlamento fue el escenario de un nuevo rifirrafe entre Gobierno y oposición en torno a la situación de los astilleros de Navantia. La socialista Beatriz Sestayo formuló una pregunta acerca de la toma de control de Navantia por parte de Defensa y sus consecuencias, a la que respondió el director del Igape, el también ferrolano Javier Aguilera, hablando de la apuesta de la Xunta por el naval y de que se mantiene la reserva de cinco millones para el dique flotante.
Según Sestayo, la Xunta evitó en el debate desmentir la privatización del astillero de Fene. La socialista considera que “o goberno galego está a agardar a que se levante o veto á construción civil nos estaleiros para privatizar a factoría e vendela para unha ou máis empresas”. n

Navantia adjudica a Maessa y Ainair la fabricación de 50 bloques para el flotel