La declaración de Granada

|

En la declaración de Granada en julio de 2013, el PSOE proponía actualizar el sistema autonómico.

El estado autonómico contiene desde su origen una evidente vocación federal, pero en su diseño y desarrollo han faltado piezas que forman parte esencial de los estados federales que mejor funcionan.

Pues bien, ha llegado el momento de llenar los vacíos, precisar lo que quedó impreciso, actualizar lo que ha quedado obsoleto y corregir lo que ha demostrado ser disfuncional o simplemente no ha cumplido adecuadamente su papel.

Necesitamos reformar la constitución para sustituir el Senado por una auténtica cámara de representación territorial, sin la que no puede funcionar un estado de corte federal.

Esto es lo que se proponía en la Declaración de Granada. Ahora bien, con la armonización fiscal en espera, ya que es necesario actuar para que todas las comunidades paguen los impuestos en orden a rentas, pues Madrid está entre los que menos pagan de IRPF en todo el estado, además en esta comunidad no se paga el impuesto de Patrimonio y en Sucesiones se paga lo mínimo, parecen reinos de Taifas.

Para reformar la constitución se necesita una amplia mayoría, entonces todos los partidos políticos tendrán que dialogar para lograr esa amplia mayoría, empezando por el PSOE cuyo ministro de política territorial, Miquel Iceta, puede coordinar los diálogos. Después de más de cuarenta años es necesario actualizar el sistema autonómico.

La declaración de Granada