El Gobierno español todavía no ha facilitado a la CE la información requerida sobre el dique flotante

|

El Gobierno español todavía no ha proporcionado a la Comisión Europea la información complementaria que esta solicitó sobre el proyecto del dique flotante, según se pone de manifiesto en una respuesta de la administración comunitaria al socialista Antolín Sánchez Presedo. La consulta fue presentada mediante carta el 10 de julio de 2013 y el 28 de noviembre Bruselas requirió ciertas aclaraciones, que más de tres meses después siguen sin facilitarse.
En la respuesta de la Comisión Europea a Sánchez Presedo se concreta que los aspectos sobre los que se ha pedido más información son la financiación del proyecto y el nivel de rentabilidad que este tendría para Navantia, la estructura jurídica del proyecto de construcción, una cuantificación pormenorizada de los fondos públicos necesarios y la información financiera (real y previsiones) de Navantia para los años 2012, 2013 y 2014. La solicitud fue remitida, señalan desde la oficina de la Competencia de Joaquín Almunia, a la Representación Permanente de España.
 Al hilo de la respuesta, la secretaria del PSdeG-PSOE de Ferrol, Beatriz Sestayo, y la diputada Paloma Rodríguez criticaron ayer en un comunicado el “escándalo” de las “reiteradas mentiras por parte del Gobierno de Rajoy, que utiliza permanentemente a la UE como falsa excusa para ocultar que es el propio Gobierno quien no quiere construir el dique flotante en Ferrol”. Las socialistas se refierieron a la reciente respuesta del ministro Cristóbal Montoro en el Congreso, que a una pregunta de Rodríguez aseguró que el asunto se estaba sometiendo a consulta en la Unión Europea.
“Desidia, falta de interés y falsedad” son las cualidades que achacan las socialistas al actual Gobierno central por escudarse en Bruselas para no construir el dique, al tiempo que acusan al presidente de la Xunta, Núñez Feijóo, de “cómplice” por presentarse “como garante del dique”.
Cabe recordar que en su comparecencia en el Congreso en marzo de 2013, el presidente de la SEPI, Ramón Aguirre, desgranó el contenido del expediente que tendría que presentar España a la CE para realizar la consulta formal sobre el dique y citó expresamente todos los aspectos sobre los que Bruselas ha tenido que pedir información adicional. Aseguró, en aquella ocasión, que la primera consulta fue informal pero que la formal se presentaría a petición de los alcaldes y las fuerzas sindicales.

El Gobierno español todavía no ha facilitado a la CE la información requerida sobre el dique flotante