La muerte de un niño de seis años en Málaga oscurece la Noche de Reyes

varios policías analizan el lugar en el que falleció el niño atropellado por una carroza en málaga
|

Las tradicionales cabalgatas de la Noche de Reyes recorrieron un año más las calles de toda España en su cita con los más pequeños y a través de múltiples desfiles, pero la jornada se vio ensombrecida por la muerte de un niño en Málaga, atropellado por una carroza.

Los recorridos transcurrido en general sin incidentes y los únicos protagonistas en la mayor parte del país fueron los de siempre: las carrozas y los pajes, los caramelos y los regalos, los saludos y, por encima de todo, la ilusión.

Pero en Málaga la tragedia tiñó de luto la jornada cuando un niño de seis años fallecía tras ser atropellado por una carroza que formaba parte de la cabalgata, poco antes de iniciar su recorrido.

Según testigos presenciales, el accidente se produjo cuando el pequeño intentaba coger un caramelo de los que arrojaba el cortejo.

El Ayuntamiento de Málaga ha decretado dos días de luto por la muerte del niño pero decidió, por razones de seguridad, no suspender la comitiva.

 

huelga

En Madrid, la huelga de Metro convocada no impidió que una multitud de niños acompañados por sus padres haya podido disfrutar de la cabalgata, ya que los trenes que circulan por las líneas del centro aumentaron hasta en un 125 por ciento, informaron los sindicatos.

El espectacular desfile oficial se repitió un año más por el paseo de la Castellana a pesar de los recortes (unos 100.000 euros menos que el pasado año, hasta un coste total de unos 800.000).

Elefantes, burros y caballos llevaron sobre su lomo a la comitiva real que ha acompañado a Melchor, Gaspar y Baltasar en su recorrido por la capital.

Los Reyes de Oriente llegaron durante la tarde de ayer también a diferentes ciudades y pueblos de Cataluña para repartir regalos y para hacer un llamamiento a los ciudadanos a que sean solidarios.

Galicia se unió a Portugal en su cabalgata a través del Miño. Además, la comunidad recibió la llegada de los Reyes Magos por mar y tierra y estos repartieron toneladas de caramelos, la mayoría sin gluten, entre los niños ilusionados con su llegada, más ligera de pajes y charangas que otros años debido la crisis económica.

Pese a todo, las familias salieron a las calles de las principales ciudades gallegas para que los más pequeños pudieran ver a los Reyes Magos.

Como es habitual, también llegaron al Puerto de Barcelona a bordo del paquebote “Santa Eulalia”, e iniciaron un recorrido de cinco kilómetros por el centro de la ciudad, que acabó en la Fuente de Montjuïc, que este año muestra la novedad estar sincronizada con la música del desfile.

Aunque el sol brilló en la mayor parte de la jornada, la zona norte de la Península vio sus cielos más cubiertos, lo que no impidió la llegada de los monarcas a tiempo de dejar sus presentes.

Así, a Pamplona, como es ya tradición, Melchor, Gaspar y Baltasar arribaron atravesando el Puente de la Magdalena, engalanado para la ocasión, mientras que entraron esquiando en Aragón, a través de las pistas de Cerler, Formigal, Panticosa y Javalambre.

En Zaragoza, donde el presupuesto no se ha visto reducido este año, los ciudadanos disfrutaron del desfile con suaves temperaturas. En Logroño hicieron su entrada en helicóptero, que aterrizó en el estadio municipal de Las Gaunas, donde les esperaban miles de niños.

En Bilbao, el desfile, compuesto por ocho carrozas y 120 actores, tuvo al medioambiente como protagonista.

Los Reyes Magos han atracado su barco junto a la Escalera Real del puerto de Valencia. Entre tanto, en Alcoy (Alicante), cuya cabalgata es la más antigua de España, unos 300 “pajes negros” subieron a través de escaleras de madera a los balcones de las casas para entregar los regalos.

Mientras, a las carrozas de Castilla y León se sumaron en León tres coches históricos: un Rolls Royce, un Cadillac y un Chrysler.

A Canarias los Reyes Magos llegaron por mar y en Tenerife visitaron a los niños ingresados en el hospital Nuestra Señora de la de Candelaria.

También llegaron por mar a Palma de Mallorca.

La muerte de un niño de seis años en Málaga oscurece la Noche de Reyes