Feijóo no puede descartar al 100% el confinamiento pero trabaja para evitarlo

Feijóo se dispone a subir al estrado | ep
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendió las decisiones adoptadas por su Ejecutivo con el aval del comité clínico para frenar la pandemia y reivindicó su modelo de cierres selectivos en función de la incidencia del Covid-19. Cada paso, recalcó, se da con el fin de tratar de evitar un confinamiento total, aunque también admitió que no puede descartarlo “al 100%”.

“Nada me gustaría más que poder decir con rotundidad que seguro, al 100%, que no habrá confinamiento. Nada me gustaría más que decir que todo esto se acabó. Pero no puedo hacerlo. Lo que sí puedo decir, porque es lo que estamos haciendo, es que trabajaremos para evitar el confinamiento, como hasta ahora lo conseguimos”, proclamó ayer, durante su comparecencia en la Cámara.

A renglón seguido, esgrimió que los diferentes marcadores varían “de forma permanente” y la respuesta está condicionada “por la evolución concreta que se da en cada zona”. “Imaginarán que es tremendamente difícil acometer esa labor quirúrgica que está en el término medio entre no hacer nada y clausurarlo todo”, reflexionó. Para Feijóo, quien defendió la “ruta” elegida por Galicia de tomar decisiones “graduales” en función de la gravedad de la situación, tanto la “teoría” del cierre total como la de no hacer nada tienen “consecuencias devastadoras”. Por ello, esgrimió, su Gobierno las evita, con la convicción de que “los caminos demagógicos no conducen a ningún lado nunca, pero mucho menos en un momento como este”.

No en vano, afeó al BNG que plantease la posibilidad de un confinamiento duro, a lo que la portavoz nacionalista, Ana Pontón, le respondió que es una opción que expertos han puesto encima de la mesa. Pero el presidente incidió en las consecuencias que podría tener un cierre total, sobre todo en el plano económico, e insistió en que la Xunta trabajará para evitarlo.

Al respecto, se reafirmó en que “no tiene sentido” el impulso de medidas “homogéneas” en las distintas zonas de Galicia si el nivel de incidencia es diferente y remarcó que, para evitar el confinamiento total, “lamentablemente” no se puede descartar que el modelo sea “el de cierres y aperturas progresivas” hasta que “haya vacuna”.Además, reiteró que los datos han mejorado en zonas como la de Ourense o el área de O Carballiño, con restricciones más duras desde hace más tiempo. Por ello, confió en que las últimas medidas adoptadas –con el cierre perimetral y de la hostelería en 60 municipios– permitan “resetear el sistema” este mes.

La gestión de la crisis no pasó el aprobado de la oposición, que, sobre todo, censuró la situación de las residencias de mayores, al respecto de lo que el BNG volvió a pedir la intervención de todos los centros, y la falta de ayudas a sectores como turismo, comercio, hostelería y cultura, críticas que Feijóo rechazó aludiendo a medidas anunciadas por la Xunta. Con todo, Pontón volvió a ofrecer su “mano tendida a la colaboración”: “No la rechace”.  

Por su parte, el secretario xeral del PSdeG advirtió de que la afección de la crisis “es tan profunda” que instó al presidente autonómico a “ponerse a trabajar y a tener un plan de acción”. “No tiene rumbo ni estrategia de país, no sabemos qué modelo económico de país tiene”, apuntó. A los dos líderes en la oposición Feijóo respondió también con “mano tendida”, pero lamentó su “demagogia”.

Feijóo no puede descartar al 100% el confinamiento pero trabaja para evitarlo