Solo una de lastres bibliotecas municipales está abierta al público

La biblioteca central de la plaza de España abre por la mañana y por la tarde archivo ec
|

La preparación de oposiciones, exámenes de septiembre o lectura de libros y periódicos en las bibliotecas de Ferrol es una opción que se limita actualmente solo a las instalaciones de la biblioteca central de la plaza de España.
Aunque el Concello cuenta con tres bibliotecas, la central –plaza de España–, O Inferniño –en el Carvalho Calero– y la de Caranza –en el centro cívico–, hoy por hoy solo está abierta la primera de ellas, con horario partido de mañana y tarde.
En Caranza, la biblioteca se encuentra integrada en el centro cívico de la avenida Castelao pero, aunque durante el curso escolar está abierta, ahora, entre el 16 de agosto y el 2 de septiembre se encuentra cerrada por vacaciones.
En O Inferniño también se dispone de una instalación municipal, la del centro cultural Carvalho Calero, de la plaza de O Inferniño, aunque la situación es más crítica en este caso, ya que se encuentra cerrada “hasta nuevo aviso”.
Los motivos del cierre de las instalaciones municipales son diferentes en cada caso, tal y como confirmó el responsable de Educación y Cultura del Concello ferrolano, Suso Basterrechea.
De este modo, en el caso del centro de O Inferniño, el problema radica especialmente en el estado del edificio. Así, aunque se han ejecutado obras en la fachada y en la cubierta los cierres intermitentes son continuos desde hace ya años.
El edil Suso Basterrechea explicó que incluso ha habido petición de los trabajadores del centro de un informe de seguridad, para evitar que se produzcan accidentes. El centro Porta Nova de O Inferniño está pendiente, además, de una redefinición de espacios pata potenciar su actividad desde el Concello. Mientras tanto, ya ha habido quejas de usuarios y entidades del barrio por el cierre de la biblioteca, a la que acudían a diario muchas personas mayores a leer la prensa, además de estudiantes, dada la proximidad al barrio de O Inferniño y Ultramar.
La biblioteca de Caranza ya ha tenido también en anteriores ocasiones quejas por la falta de personal –en diciembre permaneció cerrada al público–. El concejal reconoce la escasez de personal y señala que en cuanto se producen vacaciones o bajas hay problemas por la dificultad de trasladar a otros funcionarios o de optar a becarios por la normativa vigente.
Así las cosas, el único centro que actualmente presta un servicio regular es el de la plaza de España, a donde se ha incorporado, además, un becario de la Red de Bibliotecas de Galicia, dependiente de la Xunta.
Las instalaciones de la biblioteca central cuenta con una planta principal –infantil y juvenil, música y revistas– y tres pisos, con salas web, audiovisual, informática, biblioteca general y local y fondos documentales. El horario de verano es de lunes a viernes de 9.00 a 14.00 horas, por la mañana, y de 17.00 a 21.00, por la tarde.

Solo una de lastres bibliotecas municipales está abierta al público