Los fieles comenzaron los días grandes de la Semana Santa mirando al cielo

procesión de las Angustias Semana santa
|

El tiempo es el factor determinante para garantizar el éxito de la Semana Santa de Ferrol y si el Miércoles Santo permitió la salida de todas las procesiones, ayer la situación cambió y la procesión de la Cofradía de las Angustias tuvo que quedarse en el santuario.
Los fieles y las autoridades –estaba presente la conselleira del Mar, Rosa Quintana– esperaron a la puerta del santuario a la espera de que saliese la procesión de la tarde. Aunque antes de la hora ya se había anunciado un recorte en el recorrido ante el aspecto de un cielo encapotado, finalmente se suspendió el desfile, con la correspondiente decepción en el rostro de quienes esperaban ver la procesión principal de las Angustias. El trono, el más impresionante de la Semana Santa, con partes de plata, puntos de luz y más de 3.000 rosas de adorno fue admirado igualmente por los seguidores de la Semana Santa, que cambiaron las calles por las iglesias para poder disfrutar, ya que no de los desfiles, sí de las imágenes y los tronos que no pudieron procesionar.
Tras cruzar el ecuador de los desfiles de Semana Santa en la ciudad naval, la jornada de hoy es la que cuenta con mayor número de procesiones, un total de seis, con el Santo Encuentro como uno de los momentos álgidos de la Semana Santa. Las previsiones del tiempo son, sin embargo, similares a las de hoy –Meteogalicia habla de un 80% de posibilidades de lluvia–, por lo que aunque todo estará preparado de antemano habrá que esperar hasta la hora de partida de cada desfile para saber si podrán ser admirados tronos, imágenes y pasos en esta jornada festiva. 
Mañana sábado y el domingo, que todavía contarán con procesiones, una mañana –Caridad y Silencio– y tres el domingo –que se unen en la de la Resurrección–,  parece que la situación mejorará aunque los ojos estarán, como todos estos días, fijos en el cielo antes de descender para admirar las imágenes. l

Los fieles comenzaron los días grandes de la Semana Santa mirando al cielo