Queru confía en que el Valdetires vaya a más a medida que pasan las jornadas

Queru, durante una sesión de entrenamiento jorge meis
|

La participación de la selección española de fútbol sala femenino en el Mundial lleva a que la competición en la máxima categoría sufra un parón de tres semanas y que el Valdetires no vuelva a jugar hasta el 21 de diciembre, en el que será el último partido del año recibiendo en Esteiro al Alcorcón, uno de los equipos que lucha por el título.
A pesar de que el conjunto ferrolano ocupa uno de los puestos de descenso, la victoria en la cancha del Ordizia le permite situarse a solo un punto de las posiciones de salvación y que haya crecido la moral de las jugadoras.
La entrenadora de la escuadra departamental, Queru Fernández, está satisfecha del trabajo de sus pupilas, ya que comenta que “poco a poco nos vamos adaptando a la nueva categoría y eso que nos pesaron las lesiones en futbolistas importantes para nosotros, lo que ha impedido que puedan coger el ritmo. Esperemos que con este parón podamos recuperar a todas, porque en nuestro caso es vital tener a la plantilla al completo”.
La preparadora va más allá cuando manifiesta que “tenemos que empezar a creérnolos, porque hay opciones reales de conseguir la permanencia. Es cierto que hay equipos mejores que el nuestro, pero en algunos partidos que perdimos no fuimos peores que los rivales y solo nos falta una pizca más de convinción para conseguir mejores resultados”.
De los cuatro partidos que restan para terminar la primera vuelta, tres son ante formaciones de la zona baja, ya que después de recibir al Alcorcón, el Valdetires viajará el 11 de enero a la pista del Soto del Real y posteriormente a A Coruña para medirse al Viaxes Amarelle para cerrar la mitad de la competición recibiendo al Cidade das Burgas en Esteiro.
De esos encuentros, Queru señala que “sería bueno ganar al menos dos de esos partidos, porque de esa forma estaríamos o en posiciones de salvación o muy cerca. Por eso, tenemos que dar un paso adelante en estas jornadas y pensar que necesitamos sumar mínimo seis puntos para no vernos descolgadas”.
El parón en la competición servirá para que el equipo departamental intente recuperar a las jugadoras con problemas físicos y que “hagamos una minipretemporada, ya que es mucho tiempo sin competición y luego volvemos a parar hasta el 11 de enero. Intentaremos jugar un partido amistoso el próximo fin de semana para que la inactividad no se haga tan larga”.
Cabe destacar que Queru tendrá que cumplir cuatro encuentros de sanción, ya que ese fue el castigo que le impuso el Comité de Competición después de la expulsión que sufrió en el último encuentro en la cancha del Ordizia. Dos de esos partidos fueron por la expulsión y otros tantos por darle instrucciones a sus jugadoras desde la grada.
Desde el club han preparado un recurso que han enviado al Comité de Apelación y esperan que sirva para recortar el castigo que le impusieron.

Queru confía en que el Valdetires vaya a más a medida que pasan las jornadas