Las obras de la primera fase del pazo no concluirán hasta el mes de febrero

los trabajos ya se encuentran muy avanzados d.a.
|

 La conclusión de las obras de la primera fase del Pazo da Marquesa de San Sandurniño se demorarán hasta el próximo mes de febrero. El Concello ha aprobado una segunda prórroga a la empresa concesionaria de los trabajos, Copcisa, que en las últimas semanas trabaja en la demolición de la parte que une el torreón con el antiguo colegio de religiosas de Cristo Rey. Se trata de la intervención de mayor envergadura de esta fase y con ella se pretende dotar de mayor protagonismo la edificación centenaria.

Precisamente está siendo la ejecución de esta demolición la que ha retrasado en las últimas semanas el plazo de finalización de las obras. Así las cosas, y tal y como apuntó el alcalde de la localidad, Secundino García, los trabajos avanzan a buen ritmo. Ya se ejecutó el derrumbe de los tabiques interiores, así como de la cubierta y el primer piso del ala oeste del centro educativo. Una vez concluida la intervención en el primer piso y en el bajo, el siguiente paso será poner en valor la nueva parte visible del pazo, que volverá a exhibir la misma forma que tenían antes de 1967, cuando se construyó el colegio.

En la zona se proyectará una pasarela bajo cubierta que dará acceso a los jardines desde la fachada paralela a la carretera AC-862. En cuanto al interior, los trabajos en la galería ya se encuentran muy avanzados, así como en el patio tan característico del inmueble.

El acondicionamiento de todo el contorno se completará con la segunda gran intervención prevista en el recinto y consistente en la reducción de la altura del edificio anexo y su transformación exterior e interior para acoger oficina y una escuela infantil. La idea, como se recordará, es que el inmueble pierda volumen para que tenga mayor presencia la parte histórica en la que se instalará el consistorio.

Las obras de la primera fase del pazo no concluirán hasta el mes de febrero