Degenkolb vence tras casi siete horas en la carretera

El alemán superó en la línea de meta a Kristoff, Matthews y Sagan, entre otros efe
|

El alemán John Degelkolb (Giant-Alpecin) consiguió la victoria en la Milán-San Remo, primer ‘monumento’ de la temporada de grandes clásicas, batiendo en el sprint al último campeón, el noruego Alexander Kristoff (Katusha). Degenkolb tardó 6 horas, 46 minutos y 16 segundos en cubrir los 293 kilómetros de la ‘Classicissima’, la carrera más larga del calendario.

Frío y lluvia a mitad de carrera con ocho grados de temperatura, pero los corredores no se amilanaron y a las primeras de cambio se formo un grupo de once corredores que protagonizaron la escapada del día. La fuga se formó hacia el kilómetro 25 y los protagonistas fueron Jan Barta (Bora-Argon 18), Sebastián Molano (Colombia), Maarten Tjallingii (Lotto), Andrea Peron (Novo Nordisk), Stefano Pirazzi (Bardiani), Adrian Kurek (Polkowice), Matteo Bono (Lampre-Merida), Serge Pauwels (MTN-Qhubeka), Julien Berard (Ag2r), Tiziano Dall’Antonia y Marco Frapporti (Androni Giocattoli).

La ventaja máxima de la fuga no rebasó los 10 minutos. La última vez que una escapada llegó a la meta, en 1982, la diferencia máxima había superado los once minutos.

Los equipos Trek y Katusha tiraron del grupo para bajar el margen y luego colaboraron el Tinkoff-Saxo y el Lampre-Merida.

El italiano Matteo Bono, último superviviente de la fuga, fue atrapado en el ascenso a la Cipressa, a 25 kilómetros de meta.

Con los equipos Sky y BMC particularmente activos, los ataques -y las caídas- se sucedieron en el pelotón.

El alemán Degenkolb logró la victoria más importante de su carrera y también el primer monumento de las cinco clásicas del calendario, por prestigio y antigüedad. El resto lo componen el Tour de Flandes, París-Roubaix, Lieja-Bastoña-Lieja y Giro de Lombardi.

Degenkolb vence tras casi siete horas en la carretera