Las Meninas se despidieron tras un fin de semana en el que el arte y el ocio se fundieron en Canido

Meninas de Canido
|

Que los protagonistas de Las Meninas de Canido son los murales es algo sabido y reconocido más allá de la ciudad naval, pero además de promocionar el arte urbano y reunir en torno a un barrio a pintores nacionales e internacionales para que dejen en fachadas y muros su interpretación de la obra velazqueña, el evento es ya todo un festival de música, gastronomía y actividades diversas.

Miles de personas pasaron desde el viernes por Canido para disfrutar de un paseo por las calles, parques y plazas donde en cada rincón se podía disfrutar de una obra de arte urbano. La visita no se limitó en ningún caso a esto, sino que los asistentes, sea cuál fuese su edad, pudieron disfrutar de talleres creativos, juegos infantiles, cuentacuentos y actuaciones musicales, a distintas horas del día.

Que el último concierto de las fiestas de Ferrol se fundiese con el segundo de Las Meninas, en el mismo barrio, hizo de Canido en la noche del sábado un polo de atracción que llenó de ambiente la zona un año más.

Ayer fue la despedida: aperitivo en los establecimientos de hostelería de la zona, comida de food trucks, algo de música y paseo para ver cómo los artistas recogían sus brochas.

Las Meninas se despidieron tras un fin de semana en el que el arte y el ocio se fundieron en Canido