Piden el indulto de un parado condenado a prisión por no pagar la pensión a su hijo

ndulto Francisco fustes Alvarez y Victoria Lago Iglesias
|

La petición de indulto para Francisco Fustes Álvarez, de 36 años y natural de Espasante, está siendo gestionada por su actual esposa, Victoria Lago Iglesias, con la que tiene otra hija. El matrimonio reside en el término municipal de Valdoviño.
Según explica Victoria Lago, su marido tendrá que ingresar en la cárcel dentro de siete días, en cumplimiento de una sentencia por la que fue condenado por impago de pensiones a la pena de seis meses de  prisión. Tiene pendientes, además, otras dos condenas de nueve y siete meses, todas ellas por los mismos delitos.
La esposa señala que se trata de un buen hombre que tiene la desgracia de estar en el paro, motivo por el que no puede hacer frente a la pensión de su primer hijo que le reclama la propia abuela paterna.
Francisco Fustes tuvo una relación sentimental cuando tenía 20 años fruto de la cual tuvo un hijo. Al parecer, su entonces pareja no quiso saber nada y él obtuvo la guardia y custodia del pequeño, con el que vivía en casa de sus padres.
En esa época el ahora condenado trabajaba en Pizarras Campo por lo que el menor estaba siempre al cuidado de la abuela paterna, que logró que los padres firmasen un documento en el juzgado por el que los dos se comprometían a abonarle una pensión mensual de 180 euros cada uno para la manutención del niño, dinero que él le entregaba en mano, por lo que no existe constancia de ello.
Según la información facilitada por Victoria Lago, los problemas comenzaron cuando Francisco la conoció a ella, porque la madre de él no estaba de acuerdo con esa relación. Pese a ello se casaron y tuvieron un hija.
Al parecer, cuando él se quedó en paro la abuela paterna lo denunció por el impago de las pensiones, reclamándole incluso el dinero de cuando él se lo entregaba en mano.
Como consecuencia de ello, Francisco tiene en su haber tres condenas y la orden de inmediato ingreso en prisión para cumplir seis meses.
A mayores, le retiraron la prestación por desempleo porque fue sorprendido ayudándole a su esposa en un negocio que tenía.
En la actualidad, el matrimonio y su hija viven con los padres de Victoria. Su madre es dependiente y Francisco le ayuda a cuidarla, por lo que su ingreso en prisión supondría un duro revés para la familia.
En vista de la situación, Victoria se ha propuesto conseguir que su marido no entre en la cárcel, para lo que tiene que contar con el apoyo de abogados de oficio. Así, y ante la inminencia del ingreso, tiene intención de presentar un recurso de súplica y posteriormente solicitar el indulto, bajo los argumentos de que si no hizo frente a las pensiones es porque no tiene trabajo y de que entrar en prisión no supondría ningún bien para nadie.

Piden el indulto de un parado condenado a prisión por no pagar la pensión a su hijo